Cómo hacer organizadores con recortes de madera

No hay nada menos productivo que un escritorio desordenado, sin contar el aspecto desaliñado que da a nuestro hogar. Para evitarlo están los organizadores de escritorio, elementos decorativos de gran practicidad donde puedes guardar tus bolígrafos, lápices, clips y demás utensilios.

Si quieres crear una oficina de inspiración zen para trabajar en armonía y alejar las energías negativas, estos fantásticos organizadores te van a encantar. La idea no es nuestra, es de la diseñadora irlandesa Karolin Felix, pero son tan sencillos y atractivos, que decidimos imitarlos.

Lo que nos ha encantado de este concepto es que une lo práctico con lo decorativo, incorporando plantas a tu escritorio, creando un mini jardín zen que te ayudará a filtrar la energía para sentirte más a gusto mientras trabajas.

Como verás, se trata de un puzle de volúmenes que puedes organizar como desees y te da la posibilidad de agrandarlo o achicarlo según tus necesidades. Pero pongamos manos a la obra.

Materiales para los organizadores con recortes de madera

  • recortes de madera de distintas formas y tamaños
  • taladro
  • broca espada
  • broca gruesa
  • pintura del color que prefieras
  • pinceles

Otra cosa maravillosa de esta manualidad es que te puede costar nada. Sí. Porque los recortes de madera los puedes pedir en la carpintería más cercana y a lo sumo te cobrarán algún pago simbólico, porque ellos los tiran a la basura.

Elige recortes de formas variadas y de distintos tamaños. Inspírate en las fotografías y ve lo que encuentras. Los que ves son recortes de patas de sillas, puntas de tablones que sobraron y alguna pieza que quedó luego de varios cortes. No te limites, solo procura que combinen entre sí para formar el conjunto.

Marca un punto donde perforar en cada pieza. No es necesario que sea el centro, busca crear diseños equilibrados. Puedes ayudarte con un dibujo de tamaño natural para encontrar el lugar preciso para hacer las perforaciones.

Para los lápices y bolígrafos, utiliza una broca para madera de 1 pulgada. Para colocar las plantas utiliza la broca espada de 2.2 pulgadas o en su defecto una de 1 1/2 pulgada, pero no menos. En los orificios grandes puedes guardar clips o lápices también si la madera es suficientemente profunda.

Cuando tengas las maderas agujereadas, píntalas si lo deseas. En caso contrario, puedes dejar la madera natural. Pero si lo haces, líjala hasta que quede muy lisa y suave. También puedes darle un acabado de cera en pasta incolora para que tenga una superficie más lisa.

Ahora solo resta combinarlos como mejor te parezca para tener un precioso organizador hecho por ti misma y estarás dando un toque vital a tu oficina con un adorno que incluye plantas y que puede cambiar constantemente su forma. Perfecto para la decoración zen.

Cómo hacer una pulsera vintage

Pulsera vintage

El estilo vintage tiene un aire romántico que va con todo, incluso en la vestimenta. Si quieres lucir un toque vintage y darte un aspecto muy romántico, te enseñaremos a hacer una pulsera vintage muy sencilla con materiales reciclados.

Materiales para la pulsera vintage

  • 1 cadena tipo bronce (puedes utilizar un trozo de cadena vieja)
  • 1 retal de tela floreada (preferentemente seda o similar)
  • varios dijes pequeños para decorarla
  • 1 alicate de puntas

Enhebra el retal de seda en los eslabones de la cadena como muestra la foto, comenzando por una punta hasta el final.

Cuando hayas acabado, engarza los dijes con un alicate de puntas, cuidando que queden distribuidos a la misma distancia unos de otros y sobre el mismo lado de la pulsera.

Instrucciones

Ahora tienes lista la pulsera, puedes atarla a tu muñeca. Como ves, es muy simple y no te tomará mucho tiempo.

Fácil porta velas con botones

Las velas dan a nuestros ambientes una calidez muy particular que siempre es bienvenida cuando deseamos descansar o tener una conversación íntima, sin olvidarnos de su papel protagónico durante una cena romántica.

Pero no se trata de colocar una vela sobre un plato y listo, para conseguir ese efecto mágico que estás buscando necesitas un bonito recipiente. Hoy te enseñaremos cómo hacer fácilmente un porta velas con botones que decorará cualquier ambiente con altura.

Materiales para porta velas con botones

  • 1 vaso de vidrio con una forma bonita
  • botones a tu gusto
  • pistola de silicona en caliente

Como ya te adelantamos, esta manualidad es sumamente fácil y puede sacarte de un apuro. Selecciona los botones para conformar un patrón decorativo y pégalos sobre el vaso con el pegamento caliente. Déjalo enfriar, coloca la vela y enciéndela. ¡Voilà! Ya tienes un porta velas único hecho por ti misma.

Reloj reciclado con disco de vinilo

Reloj reciclado con disco de vinilo

Aunque algunos coleccionistas piensan que todo disco de vinilo es un tesoro, lo cierto es que también hay discos que no valen la pena, como en la actualidad y su destino es la basura. Pero puedes cambiar eso y darles un uso prácticos con este precioso reloj reciclado con disco de vinilo. Es muy fácil y te harás con un reloj muy original y atractivo para tu hogar.

Materiales para el reloj reciclado

  • 1 disco de vinilo
  • máquina de reloj con agujas grandes
  • botones, fichas o similar para marcar las horas
  • pistola de silicona

Limpia bien el disco para eliminar cualquier suciedad que pudiera tener. Es probable que la etiqueta del disco esté en mal estado, de modo que puedes imprimir una etiqueta autoadhesiva de una banda que te guste o recortar una imagen de revista y pegarla sobre la etiqueta vieja.

Divide la circunferencia del reloj en doce y pega los botones o fichas. También puedes utilizar número u otro elemento autoadhesivo para marcar las horas.

Ahora debes ensamblar el reloj. Pega la máquina del reloj por la parte trasera del disco, asegurándote de no ensuciar el eje. Deja secar.

Coloca las agujas y tendrás listo tu reloj. Solo debes colocarle la batería, ponerlo en hora y colgarlo en un bonito lugar.

Una cama para mascotas hecha con un suéter reciclado

Una cama para mascotas hecha con un suéter reciclado

Seguro que amas a tu mascota y quieres verla abrigada y confortable en los días fríos. Por eso te hemos traído esta manualidad fácil para una cama para mascotas hecha con un suéter reciclado. Simple y con materiales que tienes en tu hogar, puedes hacer la cama más original para tu adorada mascota.

Además te permite aprovechar ese suéter que ya no usas y de paso, tu mascota te sentirá más cerca, pues ellos pueden sentir tu olor en las prendas aún después de muchos lavados.

Materiales para cama para mascotas con suéter reciclado

  • un suéter que ya no uses
  • guata, lana, algodón o espuma para rellenar
  • aguja e hilo
  • tijera

Es muy fácil de hacer, solo tienes que coser el cuello para que no se salga el relleno y luego rellenar el cuerpo y las mangas con la guata o el material que hayas elegido.

Ahora debes cerrar la parte de abajo del cuerpo del suéter y coser las mangas a los lados del cuerpo. Luego cierra las mangas sobre sí mismas formando un círculo como muestra la fotografía. Listo, la cama de tu mascota está terminada. Fue realmente sencillo, ¿verdad?

Reciclaje de botellas para envolver regalos

Reciclaje de botellas para envolver regalos

Hacer manualidades recicladas es una linda forma de aprovechar materiales en desuso y cuidar nuestro planeta. Hoy veremos una bonita manualidad para el reciclaje de botellas para envolver regalos.

Esta manualidad para niños es perfecta para hacer en familia, y sirve para envolver cualquier regalo pequeño, pero también para guardar objetos pequeños que no queramos perder.

Vamos a crear un envase original para envolver manualidades, recuerdos u otros objetos, incluso caramelos, que se verán perfectos en su envase reciclado.

Materiales para el reciclaje de botellas para regalos

  • 1 botella de refresco de 600 mililitros (o del tamaño que quieras)
  • rotulador negro
  • tijera
  • cinta de tela decorativa

Esta manualidad es para que los niños la hagan acompañados por un adulto, pues necesitan cortar la botella. Es importante que elijas una botella donde quepa tu regalo.

Reciclaje de botellas para envolver regalos
Lo primero que debes hacer es marcar con el rotulador los pétalos de la botella. Sigue las marcas de la botella y te será muy fácil.

Reciclaje de botellas para envolver regalos
Pídele a un adulto que te ayude a cortar la botella por las marcas de los pétalos. Ahora dobla los pétalos hacia adentro por su base y presiónalos con los dedos para que queden bien doblados.

Reciclaje de botellas para envolver regalos
La caja para envolver regalos ya está lista. Coloca el regalo dentro del envase. Sólo le hace falta un bonito lazo alrededor, bien atado para que no se abra.

Receta para jabón artesanal exfoliante

Receta para jabón artesanal exfoliante

Mantener la piel cuidada es difícil y costoso, sobre todo si quieres utilizar productos naturales. Por eso hoy te damos la receta para jabón artesanal exfoliante, para que lo hagas tú misma. Es muy sencillo y mucho más natural que los que puedas comprar en una perfumería.

Materiales para jabón artesanal exfoliante

jabón de glicerina para fundir
arena fina
aceite esencial perfumado
colorante vegetal (opcional)
recipiente apto para microondas
cuchara de madera
moldes para jabones

Toma el jabón de glicerina y córtalo en pequeños cubitos con un cuchillo. También puedes hacer escamas para que sea más sencillo derretirlo. Colócalo en el recipiente y mételo en el microondas a máxima potencia durante 30 segundos.

Retíralo del microondas y revuelve con la cuchara para que la mezcla se disuelva de forma homogénea. Si todavía quedan partes que no se derritieron, lo introduces en el micro nuevamente, el mismo tiempo. Repite la operación hasta que se haya derretido completamente.

Añade algunas gotas de aceite a la mezcla y si deseas, también colorante. Revuelve nuevamente. Agrega por cucharadas la arena con cuidado de que no sea demasiada. Mezcla todo.

Rocía con alcohol el interior de los moldes para jabón, para que no se pegue. Vierte la mezcla en los moldes y rocíala con alcohol nuevamente. Eliminará las burbujas. Déjalo secar varias horas y desmóldalo. Para que tu jabón artesanal exfoliante dure más y sea más efectivo, te recomiendo que lo dejes en una bandeja por varios días antes de utilizarlo. Lograrás un jabón más consistente y perfumado.

Cómo hacer muñequitos de lana

Cómo hacer muñequitos de lana

Las manualidades con materiales reciclados son geniales porque te ayudan a reutilizar elementos que de otra manera irían a parar a la basura, por eso hoy vamos a aprender cómo hacer muñequitos de lana, fáciles y divertidos.

Puedes utilizar todos los sobrantes de lana que tengas en tu casa y también recortes de tela. Son muy sencillos de hacer y puedes hacerlos solito o con ayuda de tus papis. ¡Vamos a trabajar!

Cómo hacer muñequitos de lana

Materiales para hacer muñequitos de lana

  • restos de lana natural o sintética de varios colores
  • recortes de fieltro de varios colores
  • pistola de silicona caliente
  • cartón
  • aguja
  • tijera
  • rotulador permanente negro y rojo
  • botones, cintas u otros adornos

Procedimiento para hacer muñequitos de lana

Corta un rectángulo de cartón de 12×18 centímetros para enrollar la lana. Ahora enrolla una hebra de lana (en el lado de 18 centímetros), dando aproximadamente 75 vueltas.

Ata la bobina que formaste con un trozo de lana del mismo color y luego retira el cartón. Esa será la parte superior de la cabeza. Un par de centímetros más abajo, ata nuevamente, pero toda la bobina, formando el cuello de la muñeca. Como muestra la foto.

Forma una bobina más pequeña, con el lado de 12 centímetros y con menos vueltas. Estos serán los brazos de tu muñequito de lana. Átalos como muestra la foto, dejando un centímetro de bobina antes de la atadura.

Abre el cuerpo del muñequito e introduce en el centro los brazos. Ata la bobina grande por debajo de los brazos para sujetarlos firmemente.

Corta el extremo libre de la bobina y separa en dos manojos iguales para formar las piernas. Ata los pies como ves en la foto. Está listo el cuerpo.

Ahora pasamos a los detalles. Forma el cabello con otro atadito de lana del color que más te guste. Pégalo en la parte alta de la cabeza. Una vez que esté seco, corta el flequillo.

Para hacer la cara, corta un rectángulo de fieltro de un color parecido a la piel y pégalo sobre el rostro del muñequito. Píntale los ojos y la boca con rotulador permanente fino.

La ropa se hace de manera similar a la cara. Cortas un rectángulo de fieltro y le haces dos aberturas para pasar los brazos. Lo pegas sobre el cuerpo del muñeco y puedes añadirle algún detalle como botones, cuello, etc.

Ya tienes lista tu primera muñeca, ahora puedes hacer tantas como quieras y formar una familia de muñequitos de lana para adornar tu hogar o regalarle a alguien a quien quieres mucho.

Reciclaje: muñeca japonesa con una botella de plástico

Reciclaje: muñeca japonesa con una botella de plástico

El reciclaje es muy bueno para los niños, les enseña a tener conciencia de su entorno, cuidarlo y respetarlo. Pero además, los ayuda a desarrollar la creatividad y la coordinación.

En este caso vamos a enseñarte a hacer un juguete con materiales que tenemos en casa y que además te divertirás haciéndolo. Aprende a hacer reciclaje, muñeca japonesa con una botella de plástico.

Reciclaje: muñeca japonesa con una botella de plástico

Materiales para reciclaje, muñeca japonesa

  • 1 botella de plástico chica
  • masa para cerámica sin horno
  • pintura acrílica de varios colores
  • barniz acrílico transparente
  • 1 trozo de tela estampada
  • pistola de silicona en caliente
  • pinceles pequeños

Lava la botella y quítale las etiquetas que pudiera tener. Déjala secar completamente.

Ahora vamos a hacer la cabeza de la muñeca japonesa. Amasa la masa para cerámica y forma dos bolas una grande y otra pequeñita. Coloca la bola grande sobre el pico de la botella, con la tapa todavía puesta y pégala con la silicona en caliente para que quede sujeta a la botella. Luego pégale con agua la bolita chiquita, que será el moño de la muñeca. Retoca si es necesario, la forma de la cabeza de la muñeca y alísala con los dedos mojados. Deja secar bien la masa, hasta que esté dura como cerámica.

Ya tenemos la base de nuestra muñeca lista, ahora nos falta pintarla. Prepara pintura color piel y pinta la cabeza de la muñeca. Deja secar. Lo que sigue es el kimono de la muñeca, que en este caso es rojo, pero puedes hacerlo del color que desees. Pinta la parte del kimono y deja secar bien. También puedes aprovechar para pintar la boca de la muñeca con rojo y darle una bonita forma de corazón.

En este punto podemos comenzar con la pintura negra. Pinta el pelo de la muñeca, incluyendo su moño. También los detalles del vestido, los ojos y todo lo que quieras hacer en negro.

La falda de la muñeca se la vamos a decorar con tela. Corta un rectángulo de tela del tamaño de la falda de la muñeca y pégasela alrededor de la ropa. Puedes hacerle la faja con un trocito de cinta y rematarla con un botón. Bien, tu muñeca japonesa está lista para adornar cualquier rincón de la casa o para que juegues con ella.

Reciclaje: floreros con frascos de vidrio

Reciclaje: floreros con frascos de vidrio

En manualidades fáciles nos gusta mucho el reciclaje y por eso siempre estamos buscando nuevas ideas para que puedas aprovechar todos esos materiales que usualmente descartas y que todavía pueden brindarnos muchas utilidades, como el caso de los objetos de vidrio. Hoy veremos cómo hacer reciclaje, floreros con frascos de vidrio.

Esta manualidad no te tomará mucho tiempo y puedes aprovechar tus frascos de vidrio con ella. Puedes hacer bonitos floreros para tu casa o para regalar.

Reciclaje: floreros con frascos de vidrio

Materiales para hacer floreros con frascos de vidrio

  • frascos de vidrio (si tienes de diversas formas, tanto mejor)
  • pintura en spray mate del color que prefieras (también puedes utilizar pintura acrílica)
  • etiquetas autoadhesivas (puedes utilizar stickers si lo prefieres)

Lo primero que debes hacer es lavar bien los frascos de vidrio con agua caliente y detergente, para evitar que les quede grasa. Enjuágalos bien y déjalos secar completamente.

Imprime los diseños que te gusten en las etiquetas, o utiliza stickers con tu diseño favorito. Los stickers no requieren cortes y se retiran fácilmente.

Pega una o más etiquetas en cada frasco y colócalo boca abajo sobre un nylon en una superficie plana cerca de una ventana o al aire libre. Pinta el frasco con el spray, cuidando de cubrirlo completamente. En caso de que no tengas spray, utiliza un pincel suave para aplicar la pintura. Déjalo ventilando hasta que se seque bien.

Si prefieres un acabado brillante, puedes colocar las etiquetas por el lado de adentro y pintarlo también por dentro. Este procedimiento es más complicado, pero tiene el encanto de que el color parece integrado al vidrio.

Cuando tengas tus frascos secos, retira con mucho cuidado las etiquetas y tendrás unos bonitos floreros decorados, hechos por ti misma, para decorar tu casa o para regalar.