Cómo hacer organizadores con recortes de madera

No hay nada menos productivo que un escritorio desordenado, sin contar el aspecto desaliñado que da a nuestro hogar. Para evitarlo están los organizadores de escritorio, elementos decorativos de gran practicidad donde puedes guardar tus bolígrafos, lápices, clips y demás utensilios.

Si quieres crear una oficina de inspiración zen para trabajar en armonía y alejar las energías negativas, estos fantásticos organizadores te van a encantar. La idea no es nuestra, es de la diseñadora irlandesa Karolin Felix, pero son tan sencillos y atractivos, que decidimos imitarlos.

Lo que nos ha encantado de este concepto es que une lo práctico con lo decorativo, incorporando plantas a tu escritorio, creando un mini jardín zen que te ayudará a filtrar la energía para sentirte más a gusto mientras trabajas.

Como verás, se trata de un puzle de volúmenes que puedes organizar como desees y te da la posibilidad de agrandarlo o achicarlo según tus necesidades. Pero pongamos manos a la obra.

Materiales para los organizadores con recortes de madera

  • recortes de madera de distintas formas y tamaños
  • taladro
  • broca espada
  • broca gruesa
  • pintura del color que prefieras
  • pinceles

Otra cosa maravillosa de esta manualidad es que te puede costar nada. Sí. Porque los recortes de madera los puedes pedir en la carpintería más cercana y a lo sumo te cobrarán algún pago simbólico, porque ellos los tiran a la basura.

Elige recortes de formas variadas y de distintos tamaños. Inspírate en las fotografías y ve lo que encuentras. Los que ves son recortes de patas de sillas, puntas de tablones que sobraron y alguna pieza que quedó luego de varios cortes. No te limites, solo procura que combinen entre sí para formar el conjunto.

Marca un punto donde perforar en cada pieza. No es necesario que sea el centro, busca crear diseños equilibrados. Puedes ayudarte con un dibujo de tamaño natural para encontrar el lugar preciso para hacer las perforaciones.

Para los lápices y bolígrafos, utiliza una broca para madera de 1 pulgada. Para colocar las plantas utiliza la broca espada de 2.2 pulgadas o en su defecto una de 1 1/2 pulgada, pero no menos. En los orificios grandes puedes guardar clips o lápices también si la madera es suficientemente profunda.

Cuando tengas las maderas agujereadas, píntalas si lo deseas. En caso contrario, puedes dejar la madera natural. Pero si lo haces, líjala hasta que quede muy lisa y suave. También puedes darle un acabado de cera en pasta incolora para que tenga una superficie más lisa.

Ahora solo resta combinarlos como mejor te parezca para tener un precioso organizador hecho por ti misma y estarás dando un toque vital a tu oficina con un adorno que incluye plantas y que puede cambiar constantemente su forma. Perfecto para la decoración zen.

Combate la humedad de los armarios


La humedad en los armarios, sobre todo en los meses de invierno, es un problema frecuente que no solo estropea las paredes y muebles, sino que también deteriora la ropa. ¿Has tenido que mandar al lavarropas las prendas que ibas a ponerte? ¿Estás cansado de que las camisetas en el rincón del closet estén frías y mojadas? Conoce algunos trucos para evitar que tus prendas se impregnen de ese desagradable olor a humedad y prevenir la reproducción de polillas y hongos atraídos por los muebles húmedos.

El uso de pastillas, aerosoles o productos químicos para combatir la humedad puede ser perjudicial para las prendas y, sobre todo, para la salud. Por ello, te recomendamos algunos remedios caseros para terminar con el problema de la humedad en los guardarropas de forma inofensiva y natural:

– Ventila los armarios con frecuencia.

– Controla el uso de la calefacción. El aire acondicionado caliente es bastante húmedo, por lo que su uso excesivo puede aumentar el problema de humedad en el ropero. Entre 17ºC y 19ºC es una temperatura adecuada para no propiciar la humedad en los ambientes.

– Coloca en los estantes, cajones o el suelo del armario algunos materiales que absorben la humedad: trozos de carbón vegetal, tizas o bolsitas de arroz. Cambia periódicamente estos materiales para mantener su efectividad.

-Si el armario es movible, colócalo de forma que circule aire entre el mueble y la pared. Si está construido sobre la pared, puedes mantener la ropa aislada de la humedad colocando planchas de telgopor sobre las paredes.

– Para conservar mejor los zapatos, antes de guardarlos coloca en su interior papel de periódico arrugado. Es conveniente no guardar los zapatos apilados, sino en cajas separadas.


– Una idea eficaz y estética es fabricar bolsitas de tela o tul con arroz, sal y flores de lavanda, para conservar las prendas sin humedad y con un suave perfume. Para dar un toque decorativo al armario, cierra las bolsitas con cintas de bebé de colores. Estas prácticas bolsitas aromáticas son una fácil manualidad y sirven para perfumar todo tipo de muebles y ambientes.