Receta para jabón artesanal exfoliante

Receta para jabón artesanal exfoliante

Mantener la piel cuidada es difícil y costoso, sobre todo si quieres utilizar productos naturales. Por eso hoy te damos la receta para jabón artesanal exfoliante, para que lo hagas tú misma. Es muy sencillo y mucho más natural que los que puedas comprar en una perfumería.

Materiales para jabón artesanal exfoliante

jabón de glicerina para fundir
arena fina
aceite esencial perfumado
colorante vegetal (opcional)
recipiente apto para microondas
cuchara de madera
moldes para jabones

Toma el jabón de glicerina y córtalo en pequeños cubitos con un cuchillo. También puedes hacer escamas para que sea más sencillo derretirlo. Colócalo en el recipiente y mételo en el microondas a máxima potencia durante 30 segundos.

Retíralo del microondas y revuelve con la cuchara para que la mezcla se disuelva de forma homogénea. Si todavía quedan partes que no se derritieron, lo introduces en el micro nuevamente, el mismo tiempo. Repite la operación hasta que se haya derretido completamente.

Añade algunas gotas de aceite a la mezcla y si deseas, también colorante. Revuelve nuevamente. Agrega por cucharadas la arena con cuidado de que no sea demasiada. Mezcla todo.

Rocía con alcohol el interior de los moldes para jabón, para que no se pegue. Vierte la mezcla en los moldes y rocíala con alcohol nuevamente. Eliminará las burbujas. Déjalo secar varias horas y desmóldalo. Para que tu jabón artesanal exfoliante dure más y sea más efectivo, te recomiendo que lo dejes en una bandeja por varios días antes de utilizarlo. Lograrás un jabón más consistente y perfumado.

Cómo reciclar jabones viejos

¿Tu baño y cocina son depósitos de pequeños jabones desgastados que nadie usa? Puedes ahorrar dinero y aprovechar esos restos viejos de jabón para hacer tus propios jabones artesanales. Aprende paso a paso cómo reciclar jabón de forma sencilla y rápida, sin añadir químicos ni productos especiales.

Para reciclar jabón, necesitamos:

Trozos de jabón viejo (de cualquier tipo)
Un vaso de telgopor u otro molde de material seguro para microondas
Agua
Cuchillo
Microondas
Botella pequeña

Reciclaje de jabón paso a paso:

1. Junta todos los trozos de jabón (incluso los más desfigurados) y córtalos en trozos bien pequeños con un cuchillo.

Cómo reciclar jabones usados

2. Cuando tengas todo el jabón bien picado, mezcla e integra las pequeñas piezas y colócalas en un molde apto para microondas. En este caso hemos utilizado un vaso de telgopor para microondas.

Molde para reciclar jabón

3. Llena el vaso y presiona para que los trocitos de jabón queden bien unidos y apretados. Vierte agua en el vaso hasta que alcance el mismo nivel que el jabón.

4. Pon el vaso en el microondas. Coloca debajo un plato o servilleta que recoja las posibles salpicaduras ocurridas al derretirse el jabón.

5. Calienta el jabón entre 30 segundos y un minuto, dependiendo de la potencia del microondas. Observa cuidadosamente el proceso y apaga inmediatamente el horno si ves que el jabón sobresale del borde del vaso.

6. Apaga el microondas cuando el agua haya llegado al borde del vaso. Tonma una botella más pequeña que el diámetro del vaso, envuélvela en nylon y presiona el jabón para hacerlo más denso.

Proceso de reciclaje del jabón
7. Deja el agua del vaso al mismo nivel que el jabón, tirando el agua excedente. Coloca el vaso en un lugar seguro y deja secar durante una semana. Cuando el agua se haya evaporado, ya estará lista la nueva barra de jabón artesanal. Retírala del vaso y sitúala en el baño o la cocina. ¡Una manualidad entretenida que puedes compartir con los niños de la casa para estimularlos a lavarse las manos!

Jabón reciclado

Jabones artesanales de glicerina

 

Ya sea para decorar, regalar o usar en el hogar, los jabones artesanales están a la vanguardia en el mundo de las manualidades. Las variedades de jabones que se pueden elaborar son incontables, ya que pueden emplearse diversos materiales y dar a los artículos las formas más originales.

Pero para instalar nuestra propia fábrica de jabones, lo primero es conocer los pasos básicos para realizar este producto de forma casera. Luego podremos agregar las variaciones que deseemos para realizar jabones más sofisticados. En este caso, aprenderemos a realizar jabones de glicerina, que no solo ofrecen colores brillosos y muy decorativos, sino que también cuidan la piel, al ser de material neutro.

Materiales:

glicerina en bloque
moldes resistentes al calor
extracto o aceite esencial para aromatizar (de una a tres cucharadas cada medio kilo de glicerina)
colorante líquido (la cantidad es opcional, dependiendo de la intensidad que prefieras)
pulverizador con alcohol

Elaboración:

1. Cortar el bloque de glicerina en trozos pequeños, colocar en un hervidor y cocinar a Baño María hasta que la glicerina quede líquida. Para evitar los riesgos del sobrecalentamiento, es conveniente apagar el fuego antes de que el jabón se derrita totalmente, dejando que los trozos sólidos se desintegren solos, con la olla tapada.

2. Colocar en un recipiente de vidrio e incorporar el aceite aromatizante, removiendo bien para que no queden manchas de fragancia. Luego coloca el colorante poco a poco, hasta lograr el color que deseas. Puedes elegir los aromas y tonalidades que más te gusten.

3. Mezclar y verter en los moldes, rociando con alcohol para evitar la formación de burbujas. Dejar que repose durante más o menos una hora, hasta que el jabón se solidifique. Solo queda envolverlo con papel celofán para hacer un lindo regalo, o colocarlo directamente en el baño para su uso cotidiano.

A tener en cuenta:

-De medio kilo de glicerina se obtienen aproximadamente seis pastillas.

-Puedes comprar moldes especiales para jabones o velas, o emplear recipientes que tengas en casa. Recuerda que los moldes deben ser flexibles para desmoldar los jabones fácilmente. Si usas un molde más rígido, rocíalo previamente con vaselina, para que el jabón no se adhiera a las paredes.

-Puedes derretir la glicerina en el microondas, utilizando un recipiente de vidrio especial para este horno, tapado. Calienta el jabón hasta que llegue al punto exacto en que queda líquido.

-Antes de colocar la preparación en los moldes, puedes agregar ingredientes aditivos como hierbas aromáticas, aceite de almendras, avena o sales de baño. Se recomienda utilizar una cucharadita de aditivo por cada medio kilo de jabón.

-A base de jabón puede derretirse innumerables veces, por lo que es posible reutilizar el jabón que sobra para fabricar nuevos jabones.