Fácil porta velas con botones

Las velas dan a nuestros ambientes una calidez muy particular que siempre es bienvenida cuando deseamos descansar o tener una conversación íntima, sin olvidarnos de su papel protagónico durante una cena romántica.

Pero no se trata de colocar una vela sobre un plato y listo, para conseguir ese efecto mágico que estás buscando necesitas un bonito recipiente. Hoy te enseñaremos cómo hacer fácilmente un porta velas con botones que decorará cualquier ambiente con altura.

Materiales para porta velas con botones

  • 1 vaso de vidrio con una forma bonita
  • botones a tu gusto
  • pistola de silicona en caliente

Como ya te adelantamos, esta manualidad es sumamente fácil y puede sacarte de un apuro. Selecciona los botones para conformar un patrón decorativo y pégalos sobre el vaso con el pegamento caliente. Déjalo enfriar, coloca la vela y enciéndela. ¡Voilà! Ya tienes un porta velas único hecho por ti misma.

Reciclaje de velas con caracoles

Reciclaje de velas con caracoles

Cuando estamos veraneando y damos una caminata por la playa, y nos encontramos un caracol o concha de mar en la orilla, es muy difícil resistirnos a dejarlo en su sitio y solemos recogerlos para llevarlos a casa. Pero luego nos damos cuenta de que tenemos una gran colección de caracoles que no sabemos dónde ubicar para exhibir. Por eso te hemos traído una idea fácil de reciclaje de velas con caracoles, así aprovecharás todos los caracoles y conchas marinas que hayas coleccionado de una forma decorativa y económica.

Materiales para reciclaje de velas con caracoles

  • caracoles, conchas de mar, etc.
  • restos de velas
  • pabilos
  • guía para pabilos
  • recipiente para derretir parafina

Lo primero que debes hacer es lavar bien los caracoles, sumergiéndolos en un recipiente con agua tibia y detergente lavavajilla y dejarlos un par de horas para que suelten bien la arena y sal que pudiesen tener adheridos. Si notas algún elemento adherido o suciedad muy gruesa, puedes recurrir a una esponja suave. Luego enjuaga bien tus caracoles y déjalos secando sobre papel absorbente. Deja secar completamente.

Antes de comenzar con las velas, coloca los pabilos en los caracoles y sujétalos con la guía para pabilos.

Coloca todos los restos de velas viejas que hayas conseguido (si no tienes suficientes, puedes recurrir a las donaciones familiares, seguro que estarán felices de deshacerse de ellos) en una cacerola y llévala a baño María. Cuando estén derretidos, vierte la parafina con mucho cuidado de que no se derrame.

Si quieres que tus caracoles se mantengan firmes y evitar accidentes, coloca un recipiente con arena y colócalos sobre la arena. Llena todos los caracoles y déjalos enfriar. Como estás trabajando con velas viejas, ya tendrán sus colores y aromas, de modo que no necesitarás colorearlas o aromatizarlas para tener tus velas con caracoles.

Velas románticas para San Valentín

 

Para festejar San Valentín con una inolvidable cena o hacer un cálido regalo a tu pareja, estas velas románticas artesanales son una excelente opción, muy sencilla de realizar.

Necesitarás:

Palillos
Secador de pelo
Vela de base, de unos 10 cm de diámetro
Cortadores de diferentes tamaños con forma de corazón
Láminas de cera en tonos rojo y rosa

Procedimiento:

Corta corazones de diversos tamaños a partir de las láminas de cera. Toma cada corazón con un palillo y dale calor con un secador de pelo. Haz lo mismo con la vela de base, para que los corazones se adhieran a la cera. Cuando la cera esté blanda, pega los corazones distribuyéndolos por la superficie de la vela. Para lograr un resultado vistoso, intercala corazones en distintas tonalidades de rojo y rosa, y utiliza velas de base en diferentes colores, relativos a San Valentín.

Esta técnica de decoración de velas te servirá también para otras ocasiones, eligiendo diversos colores y utilizando cortadores con distintas formas.

Reciclaje de velas con esponjado

¿Tienes en casa velas viejas o deterioradas, de apariencia impresentable? Te enseñamos una sencilla técnica de esponjado para restaurar la superficie de las velas, recuperando el brillo de la cera y convirtiéndolas nuevamente en bonitos objetos para decorar la mesa.

Solo necesitarás:

Vela a restaurar
Una esponja natural
Brocha
Pinturas acrílicas

Procedimiento:

Extiende la pintura acrílica sobre la esponja húmeda, utilizando una brocha. Pasa la esponja sobre la superficie de la vela, dando suaves golpecitos. Ten cuidado de no arrastrarla, para que la cera no se deteriore. Utiliza pinturas de varios colores para dar mayor atractivo a las velas, superponiendo capas de cada color. Para lograr un toque distintivo, emplea pintura dorada o plateada en algunas zonas de la vela.

Velas de gel en copas de Martini

Ideales para decorar una mesa de bodas, estas divertidas velas de gel en copas de Martini son sencillas de realizar. El gel para velas presenta varias ventajas respecto a las velas de cera comunes. Su atractivo fundamental es su consistencia suave y gelatinosa, en tonos transparentes. Como principal ventaja, la llama dura tres o cuatro veces más en las velas de gel que en las convencionales. Además, su carácter líquido permite crear una enorme variedad de diseños originales, aunque siempre dentro de algún tipo de recipiente, como es el caso de estas coloridas copas de Martini.

Pasos a seguir:

1.    Preparar la mesa de trabajo: Reúne todos los materiales y cubre la superficie de trabajo con papel de diario.

2.    Preparar el recipiente: Lava bien la copa y sécala con un paño sin pelusa. Para que la superficie quede perfecta, limpia el interior y el exterior del recipiente con un poco de alcohol o vinagre, eliminando las huellas dactilares y los residuos de jabón.

3.    Colocar la mecha: La elección de la mecha es fundamental para lograr una vela segura y duradera. Cuando hayas elegido la mecha adecuada, recórtala hasta que quede de una pulgada más alta que el borde de la copa. Endereza la mecha con los dedos,para que la llama quede bien centrada. Para adherir la mecha al fondo de la copa, usa pegamento epóxico de secado rápido. Asegúrate de que el pegamento haya secado bien antes de colocar el gel, o de lo contrario el gel se contaminará y quedará turbio.

4.    Derretir el gel: Es importante estimar correctamente la cantidad de gel necesaria para la copa de Martini. Para tomar la medida exacta, llena la copa con agua, hasta 1 cm antes del borde. Coloca esta misma agua en una taza medidora, para saber exactamente cuánto gel necesitarás. Asegúrate de secar bien la copa antes de colocar el gel derretido.
Cuando hayas determinado la cantidad de gel a utilizar, córtalo en pequeños trozos de unos 2 cm de lado, y colócalos en una olla a fuego. Cuanto más revuelvas, más burbujas quedarán. Derrite el gel con la olla destapada, para evitar excesivas burbujas y lograr una llama más prolongada. Con la ayuda de un termómetro, calienta el gel hasta que alcance una temperatura de aproximadamente 100ºC. Recuerda que se trata de un material altamente inflamable, y que el gel derretido puede causar quemaduras peligrosas. Nunca desatiendas la olla con gel. Si por algún motivo debes irte de la cocina, es preferible que apagues el fuego y vuelvas cuando puedas vigilarlo.

5.    Agregar aroma: Añade 1 cucharada de aceite aromatizante por cada 2 tazas de gel. Revuelve bien hasta que la mezcla quede integrada.

6. Agregar color: Hay tintas especialmente fabricadas para colorear las velas de gel. Sin embargo, puedes usar cualquier tipo de colorante de vela, procurando siempre usar menor cantidad que para la cera común. Una sola gota de colorante líquido puede estar bien para la parafina de cera, mientras que puede saturar la vela de gel.

7. Volcar el gel y dejar enfriar: Vuelca el gel dejando 1 cm entre el líquido y el borde de la copa. Con la ayuda de dos palitos o lápices en forma de cruz, mantendrás la mecha enderezada.

8. Acabado: Cuando el gel se haya enfriado, recorta la mecha 1 cm por encima del borde de la copa. Limpia cuidadosamente el recipiente para eliminar derrames o huellas.

También puedes usar otro tipo de copas o vasos, simulando diferentes bebidas (vino, margarita, cerveza, champaña). Puedes introducir elementos decorativos dentro de la copa antes de volcar el gel, para dar un efecto divertido al interior del recipiente.