Invitaciones de pergamino para Quince Años

La magia de la fiesta de Quince Años se inicia con una bonita tarjeta de invitación. Una tarjeta cuidada y original adelanta a los invitados lo especial que será la celebración, y por ello es importante poner atención en los detalles de su elaboración. Hacer tarjetas artesanales en casa no solo nos ahorra dinero, sino también permite dar a la invitación un toque personalizado inconfundible.

En esta ocasión, te enseñamos a confeccionar unas elegantes tarjetas de Quince con forma de pergamino, muy sencillas de hacer y fuera de lo común respecto a las tradicionales invitaciones en sobre.

Materiales:

Invitación impresa en papel para tarjetas en color neutro.
Tijera
Cartulina del mismo color que la letra de la invitación
Papel reciclado en tonos a juego con los colores elegidos
Cinta de seda

 

Cómo se hace:

Recorta el cuerpo de la invitación en forma de rectángulo, de aproximadamente 15 por 10 cm. Pégalo sobre un rectángulo de la cartulina de color, con medidas de 18 por 12 cm.  Recorta un rectángulo de papel reciclado con las mismas medidas, y coloca sobre él (sin pegar) la invitación. A continuación, arróllalo en forma de pergamino, y átalo con la cinta de seda (del grosor que prefieras) a tono con los colores escogidos. En un rectángulo pequeño de papel reciclado, escribe el nombre del invitado y átalo a uno de los extremos de la cinta. Puedes decorar con flores secas o de tela en la misma gama de colores.

Para proteger el pergamino, colócalo en cajitas de cartón reciclado individuales, cerradas con cinta del mismo color y decoradas con las flores secas. Escribe el nombre del invitado en la tapa.

 

 

Tarjetas artesanales: algunos consejos útiles

Ya sea para hacer una  invitación, dar nuestras felicitaciones o realizar un bonito regalo, las tarjetas artesanales son una clásica opción para los amantes de las manualidades. Papel, cartulina, marcadores, tijeras y pegamento son los materiales básicos para llevar a cabo todos los diseños imaginables, a lo cual se le pueden agregar otros elementos (telas, cintas, cartón, flores) para otorgar un toque de originalidad.

Para que nunca falles a la hora de confeccionar tus tarjetas artesanales, aquí encontrarás algunos consejos útiles, sobre todo si recién te lanzas a la aventura de la tarjetería.

1.  No tires nada: Todos los materiales pueden aprovecharse para crear una linda tarjeta reciclada. Colecciona recortes de revistas, envoltorios de golosinas, diarios, libros viejos, comics, botones, pedacitos de cinta o boletos de autobús. ¡Con un poco de imaginación, todo puede ser utilizado!
2.    La simplicidad ante todo: Lo único que necesitas para empezar es un papel grueso, tijeras y pegamento. Con estos elementos podrás comenzar a hacer tarjetas básicas, para luego experimentar con todo tipo de materiales.
3.    Para doblar fácilmente: Si trabajas con cartulina gruesa, toma una regla y colócala en la mitad exacta del ancho de la tarjeta, de manera longitudinal. Pasa una trincheta suavemente junto a la regla, sin intención de cortar la cartulina. De este modo, podrás doblar la tarjeta de manera sencilla y prolija.
4.    Menos es más: Generalmente, los diseños más bonitos son los más sencillos. No intentes hacerlo todo en una sola tarjeta. Elige un técnica y mantente en ella.
5.    Ayúdate con la impresora: Si no tienes una gran caligrafía,puedes imprimir tus propios mensajes creados en el ordenador. Prueba con diferentes fuentes y tamaños, hasta encontrar los más adecuados para tu diseño. Imprime sobre papeles de colores y, si lo deseas, usa tinta de color.
6.    Agrega un brillo extra: Para dar un toque de brillo al diseño sin gastar demasiado, puedes utilizar unas cintas de metal, que vienen con una cara adhesiva para pegar en el papel. Usa un punzón para crear una bonita textura. También puedes usar el clásico papel de aluminio de cocina, recortado estrellas o formas geométricas, y pegando bien con cola para que quede fijo.
7.    Recicla papel: El papel reciclado no solo le da un estilo único a tu tarjeta, sino que ayuda a cuidar el medio ambiente.
8.    Motivos temáticos: Cada ocasión especial tiene sus propios símbolos, que puedes incorporar en tu tarjeta. Para un cumpleaños, agrega una bonita cinta de regalo a la parte frontal de la tarjeta. Para Navidad, pega lentejuelas verdes y doradas sobre una cartulina roja. Las opciones son interminables.

Tarjetas españolas decoradas

Las tarjetas españolas son tarjetas en papel vegetal y tuvieron su origen en el Convento de las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa de Jesús, en España, hace doscientos años. En la actualidad, estas tarjetas han cobrado gran importancia en nuestro país y, a diferencia de las postales que se venden en los comercios, llevan un esmerado trabajo artesanal.

Materiales:

Papel vegetal de 145 g

Diseño a elección

Repujadores

Picadores

Tinta china blanca

Plumín

Marcador dorado

Crayones o policromos

Paño oscuro

Cera en pasta

Algodón

Como hacer tarjetas españolas decoradas

1 Calcar el diseño sobre el papel vegetal, con plumín y tinta china blanca.

2, Dar vuelta la tarjeta, colocar debajo un paño oscuro y marcar los contornos con el repujador de punta fina, presionando con mayor insistencia en los bordes. Luego, repujar la figura con el repujador con bolillo.

3 Retirar el paño y pintar siempre del revés con crayones o policromos sobre una superficie clara y dura.

4 Con un pedacito de algodon con cera, extender el color en forma pareja.

5 Colocar nuevamente el paño y marcar con el picador de agujas la puntilla a uno y otro lado del papel.

6 Recortar el contorno de la tarjeta con el picador de tres agujas, desprendiendo los excedentes de papel a medida que vaya picándose.

7 Decorar los centros de las flores con marcador dorado y acordonar con hilo del mismo color.