Marionetas de papel maché

Las marionetas no solo funcionan como alegres elementos decorativos para el dormitorio infantil, sino que también son juguetes muy llamativos para los niños, ideales para desplegar su imaginación a través de la interpretación de diferentes personajes.

En esta oportunidad, aprenderemos a hacer una marioneta con una técnica que ya conocemos: el papel maché. Con este material, lograrás muñecos muy coloridos y resistentes, además de poder moldear las formas que desees.

Necesitarás:

Un globo
Un vaso
Papel de periódico
Papel de cocina
Cola vinílica
Tela
Pegamento para tela
Tijeras
Marcadores
Pintura acrílica
Hilos tanza
Dos varitas

 

Cómo se hace:

El globo inflado será la base para la cabeza de la marioneta. Pega tiras de papel de diario con cola vinílica sobre toda la superficie del globo, sujetándolo sobre un vaso. Sobre el papel de diario pega el papel de cocina, superponiendo varias capas de ambos papeles hasta lograr una consistencia firme y sólida. Deja secar y pincha el globo. Utiliza un trozo de papel para hacer el cuello.

Con la pasta de papel maché, da forma a los ojos, nariz, boca, orejas y pelo. Deja secar y pinta la cabeza con las pinturas acrílicas.

Dibuja sobre la tela dos moldes idénticos con la forma del cuerpo y las manos. Recórtalos y únelos entre sí con el pegamento textil. Decora la vestimenta con los marcadores y con retazos de tela. Puedes darle brillo con algunas piedritas o lentejuelas.

Une la cabeza al cuerpo, disimulando la unión con pedacitos de tela, cintas o hilos de colores. Ahora  solo queda pasar los hilos tanza por las manos y piernas del muñeco, y atarlos a las varitas de madera, con las que manejarás tu marioneta y le darás vida y movimiento a los personajes.