Una cama para mascotas hecha con un suéter reciclado

Una cama para mascotas hecha con un suéter reciclado

Seguro que amas a tu mascota y quieres verla abrigada y confortable en los días fríos. Por eso te hemos traído esta manualidad fácil para una cama para mascotas hecha con un suéter reciclado. Simple y con materiales que tienes en tu hogar, puedes hacer la cama más original para tu adorada mascota.

Además te permite aprovechar ese suéter que ya no usas y de paso, tu mascota te sentirá más cerca, pues ellos pueden sentir tu olor en las prendas aún después de muchos lavados.

Materiales para cama para mascotas con suéter reciclado

  • un suéter que ya no uses
  • guata, lana, algodón o espuma para rellenar
  • aguja e hilo
  • tijera

Es muy fácil de hacer, solo tienes que coser el cuello para que no se salga el relleno y luego rellenar el cuerpo y las mangas con la guata o el material que hayas elegido.

Ahora debes cerrar la parte de abajo del cuerpo del suéter y coser las mangas a los lados del cuerpo. Luego cierra las mangas sobre sí mismas formando un círculo como muestra la fotografía. Listo, la cama de tu mascota está terminada. Fue realmente sencillo, ¿verdad?

Abrigo para perros

Amigo para querer y acariciar. ¿Por qué, entonces, no mimar a nuestro perro haciéndole esta graciosa y práctica manta que le evitará instalarse en los rincones en busca de calor?

Materiales:

Patrones

30 cm de paño liso

30 cm de paño estampado

4 botones

2.65 m de cinta bies ancha

Hilo

Aguja de coser

Máquina de coser

Como hacer un abrigo para el perro

1 Colocar sobre las telas los patrones №1, 2 y 3, y cor­tar juntos los dos tipos de tela, teniendo en cuenta de en­frentar derecho con derecho (ver Suplemento Moldes).

2 Coser a máquina la pinza del patrón №1, por sepa­rado, en cada una de las diferentes telas.

3 Hilvanar y coser a máquina, uniendo la pieza №1 con la pieza №2 desde “A” hasta “B” (es decir, unir el cuerpo y el cuello). Realizar el mismo trabajo, por sepa­rado, en los dos tipos de tela.

4 Colocar revés con revés y pasar un hilván alrededor de las dos telas juntas. La costura del borde se consigue al coser alrededor la cinta bies.