Para el día de la madre: un alhajero con elementos naturales

Para el día de la madre: un alhajero con elementos naturales

Elegir el regalo para el día de la madre es muy importante, cada detalle debe ser cuidado, hasta el envoltorio. Si queremos darle un regalo personalizado que tenga un toque especial, podemos confeccionar nosotros mismos el envoltorio. En este caso, hemos traído un alhajero muy especial, fabricado con elementos de la naturaleza, como piñas, flores, hojas, bayas, etc.

Materiales:

• caja de fósforos

• papel terciopelo o tela de terciopelo

• cartón negro

• elementos naturales (bayas, piñas, hojas y flores secas, musgo, etc.)

• pistola de silicona

• tijera zig-zag

Procedimiento:

Primero medimos el contorno de la caja de fósforos y cortamos un rectángulo de papel terciopelo (si es adhesivo mejor) de tamaño suficiente para forrar la caja. Si no conseguimos papel terciopelo adhesivo, puede ser del común o tela de terciopelo.

Aplicamos el pegamento en los bordes de la cajita y en los cantos y vamos forrando los laterales de la caja. Alisamos con la mano para que no forme burbujas.

Cortamos un rectángulo de cartón negro con la tijera zig-zag, de modo que sobre un borde y lo pegamos en la base de la caja.

Antes de pegar los elementos naturales, prueba distintas formas de acomodarlos sobre la cajita hasta encontrar la más apropiada. Ahora pega los elementos de la forma que más te gusta.

Recorta un rectángulo de terciopelo y colócalo dentro de la cajita sin pegarlo. Coloca la alhaja dentro del alhajero y colócale una tarjeta apropiada para la ocasión.