Cómo hacer organizadores con recortes de madera

No hay nada menos productivo que un escritorio desordenado, sin contar el aspecto desaliñado que da a nuestro hogar. Para evitarlo están los organizadores de escritorio, elementos decorativos de gran practicidad donde puedes guardar tus bolígrafos, lápices, clips y demás utensilios.

Si quieres crear una oficina de inspiración zen para trabajar en armonía y alejar las energías negativas, estos fantásticos organizadores te van a encantar. La idea no es nuestra, es de la diseñadora irlandesa Karolin Felix, pero son tan sencillos y atractivos, que decidimos imitarlos.

Lo que nos ha encantado de este concepto es que une lo práctico con lo decorativo, incorporando plantas a tu escritorio, creando un mini jardín zen que te ayudará a filtrar la energía para sentirte más a gusto mientras trabajas.

Como verás, se trata de un puzle de volúmenes que puedes organizar como desees y te da la posibilidad de agrandarlo o achicarlo según tus necesidades. Pero pongamos manos a la obra.

Materiales para los organizadores con recortes de madera

  • recortes de madera de distintas formas y tamaños
  • taladro
  • broca espada
  • broca gruesa
  • pintura del color que prefieras
  • pinceles

Otra cosa maravillosa de esta manualidad es que te puede costar nada. Sí. Porque los recortes de madera los puedes pedir en la carpintería más cercana y a lo sumo te cobrarán algún pago simbólico, porque ellos los tiran a la basura.

Elige recortes de formas variadas y de distintos tamaños. Inspírate en las fotografías y ve lo que encuentras. Los que ves son recortes de patas de sillas, puntas de tablones que sobraron y alguna pieza que quedó luego de varios cortes. No te limites, solo procura que combinen entre sí para formar el conjunto.

Marca un punto donde perforar en cada pieza. No es necesario que sea el centro, busca crear diseños equilibrados. Puedes ayudarte con un dibujo de tamaño natural para encontrar el lugar preciso para hacer las perforaciones.

Para los lápices y bolígrafos, utiliza una broca para madera de 1 pulgada. Para colocar las plantas utiliza la broca espada de 2.2 pulgadas o en su defecto una de 1 1/2 pulgada, pero no menos. En los orificios grandes puedes guardar clips o lápices también si la madera es suficientemente profunda.

Cuando tengas las maderas agujereadas, píntalas si lo deseas. En caso contrario, puedes dejar la madera natural. Pero si lo haces, líjala hasta que quede muy lisa y suave. También puedes darle un acabado de cera en pasta incolora para que tenga una superficie más lisa.

Ahora solo resta combinarlos como mejor te parezca para tener un precioso organizador hecho por ti misma y estarás dando un toque vital a tu oficina con un adorno que incluye plantas y que puede cambiar constantemente su forma. Perfecto para la decoración zen.

Como hacer un almanaque

No se conforme con mirar, trate de hacer este almanaque movible, que encierra técnicas diferentes como carpintería, pintura y diseño. Los almanaques de papel pierden vigencia, este será permanente y además, cada vez que lo programe, le permitirá recordar fechas o acontecimientos que los otros -que sólo hojeamos- no lo hacen.

Materiales:

Diseño

1 tabla de multilaminado o pino de 30 x 50 cm

6 rectángulos de 3.5 x 12 cm con perforaciones de 0.5 cm en sus extremos

31 cuadrados de madera terciada de 3.5 x 3.5 cm

6 varillas de madera terciada de 26 x 1 cm

6 varillas de madera terciada de 26 x 0.4 cm

2 tarugos de 4 mm

Pinturas acrílicas

Pinceleta №15

Pinceles №0 y №2

Letras autoadhesivas

Lápiz

Papel de calcar

Cemento de contacto

Cinta de enmascarar

Lija

Como hacer un almanaque para la cocina

1 Lijar bien la tabla de multilaminado y cubrir con cinta de enmascarar el contorno del rectángulo que ocupará el diseño. Preparar pintura acrílica verde de cromo y pintar la superficie restante con pinceleta. Es necesario cubrir la tabla con dos manos de pintura, dejando secar bien entre una y otra. Pintar los bordes con color carmín y dejar secar.

2 Retirar la cinta de enmascarar y pasar el diseño calcado en el lugar indicado para el mismo (ver indicaciones y Suple­mento Moldes).

3 Pintar el diseño utilizando pinturas acrílicas y pinceles fi­nos. Dejar secar.

4 Para armar los rieles donde irán los cuadrados de los nú­meros, pegar con cemento de contacto, en la parte media de cada varilla de 1 cm, las varillas de 0.4 cm. Pintarlas con pin­tura carmín. Realizar 6 rieles. En uno de ellos escribir en el frente los días de la semana con acrilico blanco y pincel №0. Dejar secar.

5 Comenzar a pegar las varillas a la tabla -de abajo hacia arriba, con cemento de contacto- dejando un espacio de 3 cm del borde inferior. Los rieles quedan determinados al pe­gar las varillas de 0.4 cm a la tabla, en tanto que las de 1 cm son las que sostienen los cuadrados. Entre cada varilla debe dejarse un espacio de 3.6 cm. Entre el diseño y el primer riel, realizar dos perforaciones y colocar en ellas dos tarugos, estos son los que luego van a sostener los meses del año.

6 Estampar con letras transferibles los meses y los números de los días sobre los rectángulos y cuadrados de madera.

Muñeca de madera

En la decoración del cuarto de los chicos no pueden faltar detalles como estos, cuya doble función les permitirá también formar parte de su colección de muñecas.

Piezas de madera, en pino cepillado de

1 pulgada

Tela estampada de algodón, 50 cm

Tela de broderie, 25 cm

Cinta de broderie, 2 m

Cinta bebé, 1.5 m

Cinta № 2; 50 cm

Guata

Un trozo de media de nylon color hueso

Pinturas acrílicas: blanco, carmín y amarillo dorado

Pelo rizado para muñeca

Par de ojos de plástico

Chupete de juguete

Rubor

Masilla epoxi

Pincel chato

35 cm de alambre blando № 21

Pistola térmica con adhesivo

Aguja e hilo

Tijera

Clavos

Como hacer una muñeca de madera

1 Cortar las piezas de madera según los patrones (ver Suplemento Moldes) y comenzar a armar la muñeca cla­vando (o pegando) los pies en los extremos de las pier­nas. En la base del cuerpo, centrar y clavar la madera de 10 cm de largo, aumentando así la base de apoyo; en los extremos de la misma, clavar las piernas. Preparar pintura acrílica color piel mezclando blanco con una pizca de carmín y una de amarillo dorado. Diluir con agua y pintar la cara. Si fuera necesario, aplicar dos ma­nos, dejando secar entre una y otra.

2 Tomar las telas que forman el canesú y realizar, en am­bas, un doblez de 5 mm a lo largo. Pegarlo con pistola térmica. Pegar sobre el cuerpo primero la parte trasera y luego la delantera. Pegar cinta de broderie bordean­do el cuello.

3 Para formar los escarpines, cubrir los pies con guata sujetándola en la parte superior con hilo, y luego cubrirla con tela estampada. Pegar guata sólo en el frente de las piernas para armar el bombachón, y colocar la tela de broderie sobre la misma, pegándola por detrás en la ma­dera; atar con hilo en la parte inferior, dejando 1 cm de volado. Luego, realizar un moño con te cinta bebé.

4 Preparar la pollera haciendo un dobladillo de 5 mm, pegado a lo largo de la tela. En el borde del mis­mo, pegar la cinta de broderie. En la parte superior, realizar un doblez de 1.5 cm hacia adentro y fruncir. Pegar a la altura de la sisa. Luego, sobre la costura del frunce, aplicar ¡a cinta de broderie.

5 Armar con alambre blando el esqueleto del brazo. Aparte, formar un pompón con guata envuelta en un trozo de media y atar con hilo. Colocarlo en el extremo del brazo y sujetarlo con el mismo alambre. Sobre el es­queleto, colocar un trozo de guata para darle volumen. Para hacer la manga doblar 5 mm y formar el puño; aplicar en el borde la cinta de broderie. Pegar ambos lados de la tela formando un tubo, introducir el brazo en el mismo y sujetar con hilo en el puño, dejando 1 cm de volado; atar la cinta bebé formando un moño, y realizar pequeños pliegues en el hombro. Pegar los brazos al cuerpo.

6 Cortar tiras de pelo y atar en el medio con una hebra. Pegar sobre la cabeza formando dos colitas, y sujetarlas con un moño de cinta № 2. Preparar una pequeña na­riz con masilla epoxi o miga de pan, pintarla de color piel y pegarla. Pegar los ojos y el chupete, al que pre­viamente se le debe cortar la tetina. Por último, aplicar rubor en el rostro..

Hacer un tablero de ajedrez

El juego del ajedrez parece ser una imagen de ¡a guerra. Durante muchos años se atribuyó su invención al griego Palamedes, aunque actualmente, distintos historiadores remontarían su origen a los persas o a los chinos, quienes lo dieron a conocer a los árabes. Después de las Cruzadas se introdujo en Europa y así llegó hasta nosotros.

Materiales:

1 cuadrado de madera terciada de 32 cm de lado y 1/2 cm de espesor

5 listones de madera de 2 cm x 2 cm, cortados de la siguiente manera: 2 listones de 32 cm de largo y 3 listones de 28 cm de largo.

1 pedazo de contrachapa de cedro de 35 x 35 cm

1 pedazo de contrachapa de guatambú de 35 x 35 cm

Trincheta

Papel de calcar

Pincel

Barniz marino

Papel de lija “Extra fina”

Cemento de contacto

Lápiz

Goma de borrar

Escuadra Clavitos pequeños

Como hacer un tablero de ajedrez en madera

1- Armar el bastidor

Armar con los listones un bastidor. Formar un cuadrado colocando 2 listo­nes de 32 cm y 2 listones de 28 cm, de manera tal que quede un cuadrilá­tero perfecto de 32 x 32 cm de lado.

Colocar el listón restante en el centro del bastidor a modo de nervio, para evitar deformaciones.

Asegurar los extremos de los listones con cemento de contacto y clavos. Dejar secar por lo menos dos horas. Pegar y clavar al bastidor el cuadrado de madera terciada, haciendo coincidir ángulos y lados.

2- Marcar la cuadrícula

Sobre el papel de calcar, dibujar un cuadrado de 32 x 32 cm. Dentro del mismo, dibujar otro cuadrado más pequeño, restándole a cada lado 2 cm en forma pareja. De esta forma se obtendrá un cuadrado interior de 28 x 28 cm.

Marcar en el cuadrado interior, una cuadrícula de 3.5 cm de ancho, como se ve en la fotografía. Pasar el diseño al tablero de madera (ver tamaño natu­ral en el Suplemento Moldes).

3- Corte de las piezas

De la contrachapa de cedro cortar con trincheta 4 ti­ras de 32 x 1.5 cm (para realizar el borde de termina­ción del tablero).

Aparte, de la contrachapa de guatambú, cortar otras 4 tiras, de 32 x 0.5 cm.

Cuadricular el resto de ambas contrachapas en cuadraditos de 3.5 x 3.5 cm y cortar con la trincheta 32 cua­dradlos de cedro y 32 cuadraditos de guatambú. De este modo se obtendrán los 64 escaques o casille­ros del tablero.

4- Pegado de las piezas

Colocar cemento de contacto sobre la madera y sobre los cuadraditos de contrachapa.

Dejar secar un tiempo prudencial y comenzar a pegar los cuadraditos en forma alternada y consecutiva hasta completar el tablero.

Ajustar al máximo las piezas, presionando con firmeza y suavidad. Dejar secar.

5- Terminación del tablero

El acabado puede realizarse de dos maneras. Una op­ción es pegar al lado de los cuadraditos la tira finita de guatambú y a continuación la tira más ancha, la de ce­dro, en el borde del tablero. También puede hacerse a la inversa.

Pegar, presionar con suavidad y dejar secar bien.

6- Lijado

Una vez seco el trabajo, lijar con lija “extra fina” toda la superficie, lados y perfiles, hasta obtener un acabado parejo y suave al tacto.

Barnizar todo el tablero. Dejar secar, volver a lijar con más suavidad que la primera vez y barnizar nuevamente. Repetir la operación dos veces más.