Bisutería colorida con cuentas de papel

¿A quién no le gusta tener muchos accesorios de bijou diferentes para complementar nuestro vestuario? Puedes hacer tu propia colección sin gastar dinero, usando solamente papeles de revistas. Sí, como acabas de leer: esas revistas que ya nadie lee pueden convertirse en coloridos collares y pulseras mediante una sencilla técnica de bisutería que hasta los niños pueden ayudar a hacer.

Para crear esta original bisutería, necesitamos:

Papeles de revistas

Cola vinílica y pincel

Tijera o cúter

Varillas (pueden ser palitos de brochette,

Caja de cartón plana y sin tapa, de un ancho inferior al de las varillas

Esmalte de uñas transparente

Procedimiento:

  1. Lo primero y básico es cortar el papel. Elige páginas de revistas bien coloridas y corta tiras largas de forma triangular, de unos dos centímetros en la parte más ancha. Haz tiras de aproximadamente 15 centímetros de largo, aunque puedes variar la medida para obtener cuentas de diferentes tamaños (cuanto más larga es la tira, más grande será la cuenta). Cortar con un cúter facilita muchísimo este paso.
  2. Cuando tengas todas las tiras  cortadas, empieza a aplicar la cola vinílica una por una, en lo que será la cara interna de la cuenta. Distribuye una capa delgada de pegamento con la ayuda de un pincel pequeño.3. Llegó el momento de enrollar los papeles. Toma una varilla y colócala en el extremo ancho del papel, y comienza a hacer los rollos de manera lenta y prolija. Ve extendiendo el papel para que no queden irregularidades. Puedes usar la misma varilla para hacer dos rollitos.

    4. Para secar las cuentas, haz ranuras enfrentadas en el borde superior de la caja y coloca las varillas de forma horizontal.  Mientras están secando, ve aflojando las cuentas para que puedas removerlas de la varilla (de lo contrario se pegarán).


    5. Una vez seco el pegamento, y con la cuenta aún en la varilla, pasa una capa de esmalte de uñas transparente para darle consistencia a la cuenta. Puedes elegir esmalte brillante o mate, dependiendo del acabado que quieras para tu bisutería.

    6. Cuando el esmalte está seco, retira las cuentas de las varillas. Quedará un orificio en el centro por el que enhebrarás el hilo o alambre para hacer los diferentes accesorios.

    Ahora solo tienes que dejar volar tu imaginación: crea collares, pulseras, anillos, tiaras y pendientes, o usa las cuentas como apliques decorativos para tus manualidades.

Ideas para decorar con collage

A través de la divertida técnica del collage podrás darle un toque original y muy personal a diferentes artículos, empleando los materiales que tienes en casa: revistas viejas, papeles de diarios y de regalo, telas, trozos de cartón, papel reciclado, tijera y cola vinílica.

A continuación, descubre algunas ideas típicas para aplicar el collage con el fin de darle vida a los objetos cotidianos, o para elaborar un bonito obsequio.

Cuadernos decorados. Personaliza tus cuadernos forrando las tapas con trozos de papel de distintos colores. Puedes recortar figuras geométricas, así como siluetas de personas y objetos. Pega cada recorte encolando toda su superficie, sobre todo en los bordes, superponiéndolos hasta cubrir el total de las tapas del cuaderno. Si quieres  darle relieve a la composición, pega algunos trocitos de cartón pintado. Protege el collage forrando con papel plastificado o nylon transparente.

Cajas con collage. Dale una nueva utilidad a las cajas de zapatos vacías, forrándolas con papel y haciendo en la tapa un divertido diseño con figuras recortadas. Una vez seco el pegamento del collage, pasa barniz transparente sobre toda la caja, para darle brillo y resistencia.

Tarjetas artesanales. El collage es una excelente técnica para elaborar tarjetas de regalo o invitación. Es importante que la base de la tarjeta sea de un material firme, como cartulina o cartón. Sobre la tapa frontal, pega tu collage con los papeles y materiales que prefieras. No olvides pegar un trozo de papel con el nombre de la persona a quien se dirige la tarjeta, o con el mensaje que desees transmitir.

Papel reciclado: pasos sencillos para su elaboración


Reciclar papel es una de las maneras más asequibles de cuidar el medio ambiente, evitando tirar a la basura los kilos de papel que ya hemos utilizado. El proceso de elaboración del papel reciclado es muy sencillo, y da como resultado un material vistoso, de aspecto muy artesanal y aplicable en muy diversas manualidades.

Receta básica para reciclar papel

Necesitarás:

Papeles viejos: periódicos, cuadernos usados, papel de embalaje, impresiones, servilletas. Es conveniente combinar papeles con diferentes texturas.
Agua
Bastidor y marco sin rejilla
Batidora
Trapos de cocina
Tablas para prensar

Procedimiento:

1. Corta con la mano tiras de papel de unos dos centímetros de ancho, y luego trózalas en pequeños cuadrados. Colócalos en un recipiente cubiertos con agua caliente, y deja que repose durante dos días.

2. Para hacer la pulpa, tritura el papel remojado con ayuda de una batidora, hasta lograr la consistencia de una crema homogénea. Añade agua si queda demasiado espesa.

3. Vierte la pulpa en un balde de boca ancha, con unos diez litros de agua. Mezcla para que el papel se distribuya en el agua. Cuanta más agua, más delgada será la hoja. Por el contrario, si integras más pulpa, la hoja tendrá mayor resistencia.

4. Sumerge el bastidor y coloca encima el marco sin rejilla. Aprieta bien y ponlo suavemente en posición horizontal. Sacúdelo con movimientos rápidos para dispersar bien las fibras, una vez se haya escurrido toda el agua.

5. Retira el marco y vuelca el bastidor con la hoja sobre una mesa con periódicos o trapos extendidos. El papel debe quedar del lado de la mesa. Presiona con una esponja sobre la rejilla para retirar el agua.  Retira con cuidado el bastidor, y deja secar la hoja. Para repetir el proceso, cada tres hojas ve agregando pulpa al balde, removiendo bien.

6. Prensa las hojas entre dos tablas de madera y un objeto pesado encima. Coloca trapos o papel de periódico entre hoja y hoja, para evitar que se unan. Déjalos secar bien, preferiblemente colgados con palillos. Ya tienes unas bonitas láminas de papel reciclado para utilizar en tarjetas, carteles, cuadernos o las artesanías que más te gusten.


Invitaciones de pergamino para Quince Años

La magia de la fiesta de Quince Años se inicia con una bonita tarjeta de invitación. Una tarjeta cuidada y original adelanta a los invitados lo especial que será la celebración, y por ello es importante poner atención en los detalles de su elaboración. Hacer tarjetas artesanales en casa no solo nos ahorra dinero, sino también permite dar a la invitación un toque personalizado inconfundible.

En esta ocasión, te enseñamos a confeccionar unas elegantes tarjetas de Quince con forma de pergamino, muy sencillas de hacer y fuera de lo común respecto a las tradicionales invitaciones en sobre.

Materiales:

Invitación impresa en papel para tarjetas en color neutro.
Tijera
Cartulina del mismo color que la letra de la invitación
Papel reciclado en tonos a juego con los colores elegidos
Cinta de seda

 

Cómo se hace:

Recorta el cuerpo de la invitación en forma de rectángulo, de aproximadamente 15 por 10 cm. Pégalo sobre un rectángulo de la cartulina de color, con medidas de 18 por 12 cm.  Recorta un rectángulo de papel reciclado con las mismas medidas, y coloca sobre él (sin pegar) la invitación. A continuación, arróllalo en forma de pergamino, y átalo con la cinta de seda (del grosor que prefieras) a tono con los colores escogidos. En un rectángulo pequeño de papel reciclado, escribe el nombre del invitado y átalo a uno de los extremos de la cinta. Puedes decorar con flores secas o de tela en la misma gama de colores.

Para proteger el pergamino, colócalo en cajitas de cartón reciclado individuales, cerradas con cinta del mismo color y decoradas con las flores secas. Escribe el nombre del invitado en la tapa.

 

 

Diferentes tipos de papel para manualidades

El papel es el elemento básico para cualquier manualidad, ya utilizado por los niños en edad preescolar. Las técnicas aplicables en papel son múltiples y generalmente sencillas de realizar. La versatilidad de este material se hace aún mayor cuando vemos la variedad de papeles disponibles en el mercado, utilizables para distintas artesanías.


•    Papel Kraft: Papel color café claro, de gran resistencia. Muy utilizado para bolsas, envolturas y sacos multicapas. Es una base neutra perfecta para pegar telas y recortes de colores.
•    Papel Tissue: En láminas blancas o coloridas, este papel tiene una textura delgada y delicada. Es ideal para hacer pompones con forma de flor. También es el papel utilizado para las servilletas o papel sanitario, por lo que es un buen material para hacer pasta de papel reciclado.
•    Papel de carta o de impresión: El típico papel de la escuela y la oficina, especial para imprimir y elaborar elegantes tarjetas.
•    Cartulina: Papel grueso y resistente, muy recomedable para tarjetas, cajas, móviles y todo tipo de adornos. La variedad de colores es innumerable.
Se emplean para fabricar los envases de pasta dental, perfumes, detergentes, de los cereales para el desayuno, de la leche líquida de larga vida, etc.
•    Papel de periódico: Un diario viejo es un material excepcional para agregar variedad a un collage, o para realizar las técnicas de papel maché y cartapesta.
•    Papel de seda: Con una textura suave y luminosa, es un bonito papel para embalar un regalo o hacer un colorido collage.
•    Papel glasé: Viene en paquetes de láminas pequeñas en diferentes colores. Muy utilizado en trabajos escolares. Ideal para origamis y collages.
•    Papel crepé: Uno de los papeles preferidos para las artesanías, dada su versatilidad, voluminosidad y variedad de colores. Flores, pompones y moñones son algunas de sus aplicaciones más comunes.
•    Papel celofán: Brilloso y transparente, es empleado para vistosos envoltorios y embalajes.
•    Papel satinado: Sus caras tienen un revestimiento suave y liso, permitiendo una gran luminosidad. Es el papel utilizado para revistas y, por lo tanto, una fuente inagotable de recortes para collages y apliques.
•    Papel vegetal o sulfurizado: Aunque su uso más extendido es en la cocina, este papel es célebre en el mundo de las manualidades por ser empleado para grabar las delicadas tarjetas españolas.

Tarjetas artesanales: algunos consejos útiles

Ya sea para hacer una  invitación, dar nuestras felicitaciones o realizar un bonito regalo, las tarjetas artesanales son una clásica opción para los amantes de las manualidades. Papel, cartulina, marcadores, tijeras y pegamento son los materiales básicos para llevar a cabo todos los diseños imaginables, a lo cual se le pueden agregar otros elementos (telas, cintas, cartón, flores) para otorgar un toque de originalidad.

Para que nunca falles a la hora de confeccionar tus tarjetas artesanales, aquí encontrarás algunos consejos útiles, sobre todo si recién te lanzas a la aventura de la tarjetería.

1.  No tires nada: Todos los materiales pueden aprovecharse para crear una linda tarjeta reciclada. Colecciona recortes de revistas, envoltorios de golosinas, diarios, libros viejos, comics, botones, pedacitos de cinta o boletos de autobús. ¡Con un poco de imaginación, todo puede ser utilizado!
2.    La simplicidad ante todo: Lo único que necesitas para empezar es un papel grueso, tijeras y pegamento. Con estos elementos podrás comenzar a hacer tarjetas básicas, para luego experimentar con todo tipo de materiales.
3.    Para doblar fácilmente: Si trabajas con cartulina gruesa, toma una regla y colócala en la mitad exacta del ancho de la tarjeta, de manera longitudinal. Pasa una trincheta suavemente junto a la regla, sin intención de cortar la cartulina. De este modo, podrás doblar la tarjeta de manera sencilla y prolija.
4.    Menos es más: Generalmente, los diseños más bonitos son los más sencillos. No intentes hacerlo todo en una sola tarjeta. Elige un técnica y mantente en ella.
5.    Ayúdate con la impresora: Si no tienes una gran caligrafía,puedes imprimir tus propios mensajes creados en el ordenador. Prueba con diferentes fuentes y tamaños, hasta encontrar los más adecuados para tu diseño. Imprime sobre papeles de colores y, si lo deseas, usa tinta de color.
6.    Agrega un brillo extra: Para dar un toque de brillo al diseño sin gastar demasiado, puedes utilizar unas cintas de metal, que vienen con una cara adhesiva para pegar en el papel. Usa un punzón para crear una bonita textura. También puedes usar el clásico papel de aluminio de cocina, recortado estrellas o formas geométricas, y pegando bien con cola para que quede fijo.
7.    Recicla papel: El papel reciclado no solo le da un estilo único a tu tarjeta, sino que ayuda a cuidar el medio ambiente.
8.    Motivos temáticos: Cada ocasión especial tiene sus propios símbolos, que puedes incorporar en tu tarjeta. Para un cumpleaños, agrega una bonita cinta de regalo a la parte frontal de la tarjeta. Para Navidad, pega lentejuelas verdes y doradas sobre una cartulina roja. Las opciones son interminables.

Móviles de papel

Los móviles son objetos decorativos muy fáciles de hacer, con una amplia gama de opciones en cuanto a materiales, formas y colores. Cualquier rincón de la casa se verá más colorido y lleno de dinamismo con estos adornos colgantes.
Además, los colgantes móviles son perfectos para el dormitorio infantil, ya que su movimiento cautiva la mirada de niños y bebés.

Necesitarás:

Cartulinas de distintos colores
Tijeras
Grapadora
Hilo transparente o tanza
Varilla de madera

Cómo se hace:

Para confeccionar las figuras colgantes como muestra la imagen, cortamos 7 tiras de cartulina del mismo ancho (unos 2 cm) y diferente longitud: una de 10 cm, dos de 15 cm, 2 de 20 cm y 2 de 15 cm.

La tira más corta va estirada, como centro.  A ella unimos, con la grapadora, primero las tiras más cortas y por último las más largas, en forma de elipse. Para un efecto vistoso, combina diferentes colores.

Pasamos el hilo tanza por cada una de las piezas. Corta hilos de diferente largo para que el móvil quede variado y dinámico.
Ata los hilos con los adornos en la varilla, y ya tienes un bonito adorno para colgar en el lugar que prefieras.

Puedes usar varias varillas para un móvil más amplio y cargado. También puedes pasar unos pequeños abalorios por el hilo, logrando un adorno más colorido aún.

Tarjetas españolas decoradas

Las tarjetas españolas son tarjetas en papel vegetal y tuvieron su origen en el Convento de las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa de Jesús, en España, hace doscientos años. En la actualidad, estas tarjetas han cobrado gran importancia en nuestro país y, a diferencia de las postales que se venden en los comercios, llevan un esmerado trabajo artesanal.

Materiales:

Papel vegetal de 145 g

Diseño a elección

Repujadores

Picadores

Tinta china blanca

Plumín

Marcador dorado

Crayones o policromos

Paño oscuro

Cera en pasta

Algodón

Como hacer tarjetas españolas decoradas

1 Calcar el diseño sobre el papel vegetal, con plumín y tinta china blanca.

2, Dar vuelta la tarjeta, colocar debajo un paño oscuro y marcar los contornos con el repujador de punta fina, presionando con mayor insistencia en los bordes. Luego, repujar la figura con el repujador con bolillo.

3 Retirar el paño y pintar siempre del revés con crayones o policromos sobre una superficie clara y dura.

4 Con un pedacito de algodon con cera, extender el color en forma pareja.

5 Colocar nuevamente el paño y marcar con el picador de agujas la puntilla a uno y otro lado del papel.

6 Recortar el contorno de la tarjeta con el picador de tres agujas, desprendiendo los excedentes de papel a medida que vaya picándose.

7 Decorar los centros de las flores con marcador dorado y acordonar con hilo del mismo color.

Narcisos en papel crepe

Materiales:

Patrones

Papel crepé doble faz: amarillo, verde y marrón

Alambre de floristería №18

Alambre forrado

Estambres amarillos dobles

Cola vinilica

Hilo de coser

Barro de floristería

Musgo

Maceta

Laca protectora acrilica en aerosol

Pincel

Tijera

Pinza

Plancha

Chinos y japoneses son los máximos exponentes en el antiquísimo arte de trabajar el papel y su diversidad de técnicas: cortes, plegado y pintado.

Utilizando papeles de diferentes texturas, han hecho creaciones admirables.

Esta legendaria artesanía no se ha perdido, y la recreamos realizando flores muy parecidas a las naturales.

Como hacer flores narcisos en papel crepe

1 Cortar el patrón A en crepé amarillo doble faz (ver Su­plemento Moldes) y estirar el papel. Doblar por la mitad, de­jando el color claro hacia afuera.

Realizar pequeños cortes con una tijera, sin llegar al borde. Contrariar el doblez -es decir, volver el lado oscuro hacia afuera-, y doblar nuevamente por la mitad (los bordes que­darán como los de un papillote).

2 Para formar el “labio”, cortar el patrón B, plegar en 8 partes y cortar una onda en el borde superior como se indica en el dibujo (ver Suplemento Moldes). Desplegar el papel y, con los dedos, estirar suavemente las enditas. Unir los latera­les con cola vinilica, de modo que el color claro quede hacia adentro. Dejar secar.

3 Cortar dos piezas del patrón C (ver Suplemento Moldes) y plegar cada una en 3 partes. Colocar el patrón de los péta­los sobre el papel plegado y cortar, de modo que en cada pa­pel queden 3 pétalos unidos. Al cortar 2 piezas, quedarán 6 pétalos. Estirar el centro de cada pétalo. Cortar el patrón D en papel marrón (ver Suplemento Moldes).

4 Para armar la fior, doblar 4 estambres por la mitad, de modo que queden 8. Sujetarlos bien con alambre de floriste­ría, que hará las veces de tallo. Envolver alrededor de los es­tambres el papillote realizado en el paso № 1 y ajustar el con­junto con varias vueltas de hilo.

5 Envolver los estambres y el papillote con el “labio” (pa­trón B) y ajustarlo en su base al mismo alambre, con varias vueltas de hilo. Colocar 3 pétalos alrededor y encimar otros 3 envolviendo el “labio”. Atar con hilo.

6 Cortar tiras de 1 cm de crepé verde y estirarlas un poco. Para dar más cuerpo al tallo, agregar otro alambre de floriste­ría al anterior (tallo) y envolver con las tiras de crepé -engo­madas con cola vinilica- a partir de la unión de los pétalos para formar el cáliz. Cubrir 2 ó 2,5 cm. Con una pinza, doblar los alambres para darle cierta inclinación. Colocar la vaina marrón, sujetarla con la tira verde y envolver hasta el final.

7 Para formar las hojas, cortar 2 piezas del patrón E en pa­pel crepé verde (ver Suplemento Moldes). Del lado del revés, encolar la superficie con la ayuda de un pincel. En el centro, colocar alambre forrado dejando que sobresalga 2 cm en la base, y cubrir con la otra parte de la hoja. Para lograr una per­fecta unión del crepé, pasar la plancha sobre el mismo.

Flores de fantasia

Entre las tantas posibilidades que nos brinda el trabajo con papel vegetal, las flores ocupan un lugar importante. Partiremos de las formas más sencillas para que pueda obtener un feliz logro.

Materiales:

Diseño

Papel vegetal de 145 g

Tinta china blanca

Plumín

Repujador №2

Picador №9

Lápices policromos azul y celeste

Estambres

Paño oscuro

Cera

Algodón

Cola vinílica

Pinza de depilar

Tijera

Como hacer un ramo de flores de fantasia

1 Ubicar el diseño por debajo del papel vegetal y calcar con plumín y tinta china blanca (ver Suplemento Moldes).

2 Colocar el trabajo sobre un paño oscuro y repujar del re­vés con el repujador №2 la mitad de cada pétalo: de la punta hacia el centro y de la base del pétalo hacia el medio.

3 Colorear del revés el centro de la flor con policromo azul y luego, con policromo celeste, el resto de cada pétalo, ex­tendiendo el color hacia las puntas con un algodón impreg­nado con cera, sostenido por una pinza de depilar.

4 Picar del revés en forma tupida sobre el medio pétalo re­pujado con anterioridad.

5 Picar tupido del derecho el sector de cada pétalo que es­tá sin repujar.

6 Recortar la flor con tijera, llegando bien al centro en cada corte. Con cola vinílica, pegar en el centro las piezas de mayor a menor. Presionar con fuerza el centro con el repujador. Esta pre­sión permitirá que los pétalos adquieran movimiento. Perforar y pegar los estambres.