Cómo hacer una pulsera vintage

Pulsera vintage

El estilo vintage tiene un aire romántico que va con todo, incluso en la vestimenta. Si quieres lucir un toque vintage y darte un aspecto muy romántico, te enseñaremos a hacer una pulsera vintage muy sencilla con materiales reciclados.

Materiales para la pulsera vintage

  • 1 cadena tipo bronce (puedes utilizar un trozo de cadena vieja)
  • 1 retal de tela floreada (preferentemente seda o similar)
  • varios dijes pequeños para decorarla
  • 1 alicate de puntas

Enhebra el retal de seda en los eslabones de la cadena como muestra la foto, comenzando por una punta hasta el final.

Cuando hayas acabado, engarza los dijes con un alicate de puntas, cuidando que queden distribuidos a la misma distancia unos de otros y sobre el mismo lado de la pulsera.

Instrucciones

Ahora tienes lista la pulsera, puedes atarla a tu muñeca. Como ves, es muy simple y no te tomará mucho tiempo.

Bisutería colorida con cuentas de papel

¿A quién no le gusta tener muchos accesorios de bijou diferentes para complementar nuestro vestuario? Puedes hacer tu propia colección sin gastar dinero, usando solamente papeles de revistas. Sí, como acabas de leer: esas revistas que ya nadie lee pueden convertirse en coloridos collares y pulseras mediante una sencilla técnica de bisutería que hasta los niños pueden ayudar a hacer.

Para crear esta original bisutería, necesitamos:

Papeles de revistas

Cola vinílica y pincel

Tijera o cúter

Varillas (pueden ser palitos de brochette,

Caja de cartón plana y sin tapa, de un ancho inferior al de las varillas

Esmalte de uñas transparente

Procedimiento:

  1. Lo primero y básico es cortar el papel. Elige páginas de revistas bien coloridas y corta tiras largas de forma triangular, de unos dos centímetros en la parte más ancha. Haz tiras de aproximadamente 15 centímetros de largo, aunque puedes variar la medida para obtener cuentas de diferentes tamaños (cuanto más larga es la tira, más grande será la cuenta). Cortar con un cúter facilita muchísimo este paso.
  2. Cuando tengas todas las tiras  cortadas, empieza a aplicar la cola vinílica una por una, en lo que será la cara interna de la cuenta. Distribuye una capa delgada de pegamento con la ayuda de un pincel pequeño.3. Llegó el momento de enrollar los papeles. Toma una varilla y colócala en el extremo ancho del papel, y comienza a hacer los rollos de manera lenta y prolija. Ve extendiendo el papel para que no queden irregularidades. Puedes usar la misma varilla para hacer dos rollitos.

    4. Para secar las cuentas, haz ranuras enfrentadas en el borde superior de la caja y coloca las varillas de forma horizontal.  Mientras están secando, ve aflojando las cuentas para que puedas removerlas de la varilla (de lo contrario se pegarán).


    5. Una vez seco el pegamento, y con la cuenta aún en la varilla, pasa una capa de esmalte de uñas transparente para darle consistencia a la cuenta. Puedes elegir esmalte brillante o mate, dependiendo del acabado que quieras para tu bisutería.

    6. Cuando el esmalte está seco, retira las cuentas de las varillas. Quedará un orificio en el centro por el que enhebrarás el hilo o alambre para hacer los diferentes accesorios.

    Ahora solo tienes que dejar volar tu imaginación: crea collares, pulseras, anillos, tiaras y pendientes, o usa las cuentas como apliques decorativos para tus manualidades.

Pulseras de jean

A los adolescentes les encanta  utilizar accesorios novedosos y divertidos. Qué mejor manera de  crear una pieza original que haciéndola nosotros mismos en casa, con los materiales que tenemos a nuestro alcance.

Si en un rincón de tu armario tienes un pantalón de jean viejo y no quieres tirarlo, te damos algunas ideas para reciclarlo y transformarlo en un simpático brazalete.

1.    Con botones

En primer lugar, corta la costura lateral del jean, obteniendo una tira con de un largo un poco mayor al diámetro de tu muñeca. Cose un botón a uno de los extremos de la tira. En el otro extremo, haz un ojal, de manera que al prender la pulsera quede bien ajustada a la muñeca. Si quieres un diseño más colorido, cose botones más pequeños alrededor de la pulsera.

2. Con alambre

Corta la costura lateral del jean, obteniendo una tira con de un largo un poco mayor al diámetro de tu muñeca. Corta un trozo de alambre unos centímetros más largo que la costura del jean y pásalo por el interior de la costura, de manera que sobresalgan unos centímetros en cada extremo, donde enhebrarás cuentas. Con una pinza, forma dos rulos en los extremos del alambre, y apriétalos para darle una prolija terminación y que las cuentas queden bien sujetas. Dale forma a la pulsera enroscándola sobre un vaso o tubo, y luego acomódala en tu muñeca, ajustándola de la forma en que te quede más cómoda.

3. Tiras trenzadas

Corta tiras de jean de un centímetro de grosor y unos quince de largo. Reúnelas en tres grupos, y comienza a trenzar. Intercala cuentas de colores enhebradas en algunas de las tiras. Cuando termines la trenza de jean, deja una abertura en un extremo, anúdalo y haz un nudo en el otro extremo, para cerrar la pulsera.

 

Todos los modelos pueden decorarse con flores de jean, retazos de colores o pinturas para tela.