Estampado de tigre para los almohadones

Los ocres cálidos y negros notables han sido elegidos para atrapar en una tela la estampa de un tigre.

Materiales:

Diseños

Loneta o cualquier otra tela

Cartulina ilustración

Pinturas para tela: marrón, rojo, amarillo, ocre, blanco y negro

Papel carbónico

Muñecas de goma espuma

Cinta de papel engomada o alfileres

Cerámico o cartón (para cortar)

Bolígrafo

Cortante

Plancha

Hacer almohadones con un estampado de tigre

1 Con papel carbónico, transferir a una cartulina ilus­tración el dibujo del contorno del tigre. Luego, a otra cartulina, pasar el patrón de las manchas.

2 Calar con un cortante ambas plantillas como se in­dica en los patrones.

3 Aplicar sobre la tela la plantilla del tigre y fijarla con cinta o alfileres para que no se mueva. Utilizando una muñeca de goma espuma, comenzar a estampar de afuera hacia adentro de la figura con marrón rojizo, ocre y un poco de blanco.

4r Retirar la plantilla del tigre, dejar secar y colocar encima la de las manchas, teniendo en cuenta que de­ben coincidir los contornos. Sujetar la tela con cinta o alfileres.

5 Con otra muñeca de goma espuma, cubrir el cala­do con pintura negra.

6 Retirar la plantilla, dejar secar la pintura (por lo me­nos 6 horas) y planchar para fijar la misma a la tela.

Tarjetas españolas decoradas

Las tarjetas españolas son tarjetas en papel vegetal y tuvieron su origen en el Convento de las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa de Jesús, en España, hace doscientos años. En la actualidad, estas tarjetas han cobrado gran importancia en nuestro país y, a diferencia de las postales que se venden en los comercios, llevan un esmerado trabajo artesanal.

Materiales:

Papel vegetal de 145 g

Diseño a elección

Repujadores

Picadores

Tinta china blanca

Plumín

Marcador dorado

Crayones o policromos

Paño oscuro

Cera en pasta

Algodón

Como hacer tarjetas españolas decoradas

1 Calcar el diseño sobre el papel vegetal, con plumín y tinta china blanca.

2, Dar vuelta la tarjeta, colocar debajo un paño oscuro y marcar los contornos con el repujador de punta fina, presionando con mayor insistencia en los bordes. Luego, repujar la figura con el repujador con bolillo.

3 Retirar el paño y pintar siempre del revés con crayones o policromos sobre una superficie clara y dura.

4 Con un pedacito de algodon con cera, extender el color en forma pareja.

5 Colocar nuevamente el paño y marcar con el picador de agujas la puntilla a uno y otro lado del papel.

6 Recortar el contorno de la tarjeta con el picador de tres agujas, desprendiendo los excedentes de papel a medida que vaya picándose.

7 Decorar los centros de las flores con marcador dorado y acordonar con hilo del mismo color.

Reloj decorado

Con pocos recursos puede obtener elegantes relojes que tienen la ventaja de integrarse al conjunto de sus muebles y adornos.

Materiales:

Pieza de madera

Fondo sintético blanco para madera

Esmalte sintético negro

Purpurina dorada y plateada (también puede combinarse con cobre)

Laca a pincel, color caramelo

Laca a pincel, vitrificada

Diluyente de laca

4 pinceletas de pelo (de aproximadamente 2 cm) según el tamaño de la pieza

Pincel abanico

Gotero

Lija seca № 280

Aguarrás

Guantes de goma

Como fabricar un reloj decorado

1 Lijar la madera y retirar el polvo excedente. Dar una mano de fondo sintético blanco. Dejar secar.

2 Pasar dos manos de esmalte sintético negro, dejan­do secar entre una y otra.

3 Pintar el borde de la pieza de madera con dorado, mezclando purpurina y laca color caramelo. Sobre la superficie, volcar en distintas zonas pequeñísimas canti­dades de purpurina dorada y plateada.

4 Volcar unas gotas de aguarrás sobre la purpurina y,. sin dejar secar, mover la pieza hacia un lado y hacia el otro, hasta lograr el diseño deseado. Dejar secar duran­te 72 horas.

5 Quitar el exceso de purpurina con el pincel abanico.

6 Finalmente, cubrir con una mano de laca vitrificada para impermeabilizar la pieza.

Estampado sobre cajas

Siguiendo la misma técnica veremos ahora cómo se realiza el estampado sobre cajas.

Materiales:

Cajas de madera

Blonda de papel o plástico

Pintura acrílica

Una lija fina

Esfera de goma espuma

Como hacer un estampado con blondas sobre cajas

1 Lijar cuidadosamente la caja de madera hasta suavizar su superficie. Luego, pasarle un trapo seco para quitarle el polvil­lo del lijado. Ubicar sobre la caja la blonda a estam­par.

2 Mojar en la pintura la esfera de goma espuma, presionarla para quitar el excedente y dar golpecitos sobre la blonda, verificando que la pin­tura pase correctamente a través del calado y quede bien delineado el borde sobre la superficie de la caja. Luego, retirar la blonda y dejar secar.

3 Para estampar el borde de la caja repetir el procedimiento con un recorte de blonda.

4- Una vez que el trabajo haya secado, barnizarlo con cualquier barniz para madera, para darle brillo y protección.

Narcisos en papel crepe

Materiales:

Patrones

Papel crepé doble faz: amarillo, verde y marrón

Alambre de floristería №18

Alambre forrado

Estambres amarillos dobles

Cola vinilica

Hilo de coser

Barro de floristería

Musgo

Maceta

Laca protectora acrilica en aerosol

Pincel

Tijera

Pinza

Plancha

Chinos y japoneses son los máximos exponentes en el antiquísimo arte de trabajar el papel y su diversidad de técnicas: cortes, plegado y pintado.

Utilizando papeles de diferentes texturas, han hecho creaciones admirables.

Esta legendaria artesanía no se ha perdido, y la recreamos realizando flores muy parecidas a las naturales.

Como hacer flores narcisos en papel crepe

1 Cortar el patrón A en crepé amarillo doble faz (ver Su­plemento Moldes) y estirar el papel. Doblar por la mitad, de­jando el color claro hacia afuera.

Realizar pequeños cortes con una tijera, sin llegar al borde. Contrariar el doblez -es decir, volver el lado oscuro hacia afuera-, y doblar nuevamente por la mitad (los bordes que­darán como los de un papillote).

2 Para formar el “labio”, cortar el patrón B, plegar en 8 partes y cortar una onda en el borde superior como se indica en el dibujo (ver Suplemento Moldes). Desplegar el papel y, con los dedos, estirar suavemente las enditas. Unir los latera­les con cola vinilica, de modo que el color claro quede hacia adentro. Dejar secar.

3 Cortar dos piezas del patrón C (ver Suplemento Moldes) y plegar cada una en 3 partes. Colocar el patrón de los péta­los sobre el papel plegado y cortar, de modo que en cada pa­pel queden 3 pétalos unidos. Al cortar 2 piezas, quedarán 6 pétalos. Estirar el centro de cada pétalo. Cortar el patrón D en papel marrón (ver Suplemento Moldes).

4 Para armar la fior, doblar 4 estambres por la mitad, de modo que queden 8. Sujetarlos bien con alambre de floriste­ría, que hará las veces de tallo. Envolver alrededor de los es­tambres el papillote realizado en el paso № 1 y ajustar el con­junto con varias vueltas de hilo.

5 Envolver los estambres y el papillote con el “labio” (pa­trón B) y ajustarlo en su base al mismo alambre, con varias vueltas de hilo. Colocar 3 pétalos alrededor y encimar otros 3 envolviendo el “labio”. Atar con hilo.

6 Cortar tiras de 1 cm de crepé verde y estirarlas un poco. Para dar más cuerpo al tallo, agregar otro alambre de floriste­ría al anterior (tallo) y envolver con las tiras de crepé -engo­madas con cola vinilica- a partir de la unión de los pétalos para formar el cáliz. Cubrir 2 ó 2,5 cm. Con una pinza, doblar los alambres para darle cierta inclinación. Colocar la vaina marrón, sujetarla con la tira verde y envolver hasta el final.

7 Para formar las hojas, cortar 2 piezas del patrón E en pa­pel crepé verde (ver Suplemento Moldes). Del lado del revés, encolar la superficie con la ayuda de un pincel. En el centro, colocar alambre forrado dejando que sobresalga 2 cm en la base, y cubrir con la otra parte de la hoja. Para lograr una per­fecta unión del crepé, pasar la plancha sobre el mismo.

Estampado sobre cuellos

¿Ud. creía que las blondas solo servían para asentar tortas o masas? Aquí les mostramos un uso totalmente distinto, vistoso y práctico, con un sistema tan sencillo que resulta una amena tarea para grandes y chicos.

Con esta técnica se pueden decorar manteles, cortinas o bordes de vestidos. También, realzar una bandeja de madera, o el contorno de una mesa simulando en todos los casos encajes y puntillas. Es conveniente trabajar sobre telas claras y nunca estampadas. En el caso de la madera se puede aplicar sobre fondo natural, o bien sobre un color chriérastante al utilizado para el diseño.

Materiales:

Cuello de tela de algodón

Blondas de papel o plástico

Pintura para telas

Tijera

Esfera de goma espuma

Plancha

Alfileres

Como hacer un estampado con blondas sobre cuellos

1 Lavar bien el cuello a estampar para quitarle el apresto. Plancharlo y extenderlo sobre un colchón confeccionado con cualquier papel blanco. Acomodar la blonda sobre el cuello, sujetándola con alfileres.

2 Mojar la esfera de goma espuma en la pintura y presionarla un poco para escurrir el excedente. Luego, dar pequeños golpecitos sobre la blonda, de modo que la pintura pase a través del calado y el borde quede bien delineado en el cuello.

3 Una vez que se haya completado el estampa­do, retirar la blonda y dejar reposar el trabajo durante 6 horas para que la pintura se fije a la tela. Luego planchar el cuello, primero del reverso y después del anverso; de esta forma tan simple ya quedará listo el cuello para aplicar donde desee.

Muñeca de madera

En la decoración del cuarto de los chicos no pueden faltar detalles como estos, cuya doble función les permitirá también formar parte de su colección de muñecas.

Piezas de madera, en pino cepillado de

1 pulgada

Tela estampada de algodón, 50 cm

Tela de broderie, 25 cm

Cinta de broderie, 2 m

Cinta bebé, 1.5 m

Cinta № 2; 50 cm

Guata

Un trozo de media de nylon color hueso

Pinturas acrílicas: blanco, carmín y amarillo dorado

Pelo rizado para muñeca

Par de ojos de plástico

Chupete de juguete

Rubor

Masilla epoxi

Pincel chato

35 cm de alambre blando № 21

Pistola térmica con adhesivo

Aguja e hilo

Tijera

Clavos

Como hacer una muñeca de madera

1 Cortar las piezas de madera según los patrones (ver Suplemento Moldes) y comenzar a armar la muñeca cla­vando (o pegando) los pies en los extremos de las pier­nas. En la base del cuerpo, centrar y clavar la madera de 10 cm de largo, aumentando así la base de apoyo; en los extremos de la misma, clavar las piernas. Preparar pintura acrílica color piel mezclando blanco con una pizca de carmín y una de amarillo dorado. Diluir con agua y pintar la cara. Si fuera necesario, aplicar dos ma­nos, dejando secar entre una y otra.

2 Tomar las telas que forman el canesú y realizar, en am­bas, un doblez de 5 mm a lo largo. Pegarlo con pistola térmica. Pegar sobre el cuerpo primero la parte trasera y luego la delantera. Pegar cinta de broderie bordean­do el cuello.

3 Para formar los escarpines, cubrir los pies con guata sujetándola en la parte superior con hilo, y luego cubrirla con tela estampada. Pegar guata sólo en el frente de las piernas para armar el bombachón, y colocar la tela de broderie sobre la misma, pegándola por detrás en la ma­dera; atar con hilo en la parte inferior, dejando 1 cm de volado. Luego, realizar un moño con te cinta bebé.

4 Preparar la pollera haciendo un dobladillo de 5 mm, pegado a lo largo de la tela. En el borde del mis­mo, pegar la cinta de broderie. En la parte superior, realizar un doblez de 1.5 cm hacia adentro y fruncir. Pegar a la altura de la sisa. Luego, sobre la costura del frunce, aplicar ¡a cinta de broderie.

5 Armar con alambre blando el esqueleto del brazo. Aparte, formar un pompón con guata envuelta en un trozo de media y atar con hilo. Colocarlo en el extremo del brazo y sujetarlo con el mismo alambre. Sobre el es­queleto, colocar un trozo de guata para darle volumen. Para hacer la manga doblar 5 mm y formar el puño; aplicar en el borde la cinta de broderie. Pegar ambos lados de la tela formando un tubo, introducir el brazo en el mismo y sujetar con hilo en el puño, dejando 1 cm de volado; atar la cinta bebé formando un moño, y realizar pequeños pliegues en el hombro. Pegar los brazos al cuerpo.

6 Cortar tiras de pelo y atar en el medio con una hebra. Pegar sobre la cabeza formando dos colitas, y sujetarlas con un moño de cinta № 2. Preparar una pequeña na­riz con masilla epoxi o miga de pan, pintarla de color piel y pegarla. Pegar los ojos y el chupete, al que pre­viamente se le debe cortar la tetina. Por último, aplicar rubor en el rostro..

Gallina para guardar huevos

Materiales:


Patrones

1/2 m de tela estampada

1/2 m de tela lisa

20 cm de pañolenci

50 cm de gomaespuma

Cartón de 1,5 mm de espesor

Tijera

Hilo y aguja

Cemento de

Contacto

Alfileres

Lápiz

Una graciosa idea para adornar y alegrar su cocina: la realización de una “mamá gallina” idea l pa ra gua rda r huevos, o dispuesta a cumplir con el uso que se le quiera dar.

Como hacer una gallina para guardar huevos

1 Ubicar los patrones sobre las telas, el pañolenci y la gomaespuma. Marcar y cortar las piezas que componen el cuerpo de la gallina (ver Suplemento Moldes).

2 Vara realizar el cuerpo, colocar derecho con dere­cho la tela lisa y la estampada. Sobre una de las telas colocar la gomaespuma. Hilvanar alrededor las tres pie­zas juntas y coserlas, dejando una abertura en la parte del pico para poder dar vuelta la pieza. Repetir este pa­so para hacer el otro lateral.


3 Pegar los accesorios con cemento de contacto: ojos, cresta, barba y pico. Luego, unir con pegamento (o cosiendo) los laterales que forman el cuerpo, dejando libre la base.

4 Cortar la base de cartón y dos óvalos en pañolenci rojo 1 cm más grandes que la base (ver Suplemento Moldes). Colocar el cartón entre los óvalos de pañolenci y coser a máquina alrededor. Luego, apoyar la parte in­ferior del cuerpo de la gallina sobre la base forrada y unir con costura.

Moldeado con mazapán

El modelado de estos perritos de mazapán brinda un elemento ideal para decorar postres y tortas dedicados a los niños. Solos, resultan también un dulce muy apropiado para toda reunión.

Materiales:

Mazapán o Pepipán 500 g

Azúcar impalpable cernida 200 g

Procedimiento

Amasar el mazapán con el azúcar cernida.

La cantidad de azúcar indicada en los ingredientes es aproximada, ya que la misma puede variar de acuerdo a la clase de mazapán utilizado. Si la pasta queda demasiado blanda, puede agregarse más azúcar.

Luego, separar en porciones, teñirla con colorantes vegetales y guardarla durante su uso en bolsitas de polietileno para que no se seque. Las piezas, durante el modelado, se pegan humedeciéndolas con clara de huevo sin batir.

Perritos

Comenzar modelando una perita y cortar en dos la parte anterior para formar las patas delanteras, en tanto que las traseras se deben marcar con un palillo. Para modelar la cabeza, hacer una bolita y afinarla un poco hacia adelante. Dividir esta parte en dos marcando con un palillo o esteca para formar el hocico.

Pegar la cabeza sobre las patas delanteras, insertar un trocito de pasta colorada como lengua y arriba de ésta pegar una bolita de mazapán negro a modo de nariz. Aplicar los ojos, que pueden ser confites, grageas o recortes de mazapán decorados con glacé.

Para realizar las orejas formar dos gotitas, aplastarlas y pegarlas a la cabeza con clara.

Modelar la colita y pegarla. Pincelar la pieza-con clara de huevo para darle brillo.

También, cambiando la posición de las patitas o modelándolas aparte y agregándolas al cuerpo, se pueden obtener perritos en diferentes posiciones para lograr movimientos muy graciosos y divertidos.

Como se realiza el moldeado con mazapán

1 Modelar una perita y cortar en dos la parte anterior para formar las patas delanteras. Marcar las patas traseras con un palillo.

2 Modelar la cabeza y dividir el hocico con un palillo. Formar las orejas a partir de dos gotitas de mazapán.

3 Pegar la cabeza al cuerpo, aplicar los ojos y decorarlos con glacé.

Hacer un tablero de ajedrez

El juego del ajedrez parece ser una imagen de ¡a guerra. Durante muchos años se atribuyó su invención al griego Palamedes, aunque actualmente, distintos historiadores remontarían su origen a los persas o a los chinos, quienes lo dieron a conocer a los árabes. Después de las Cruzadas se introdujo en Europa y así llegó hasta nosotros.

Materiales:

1 cuadrado de madera terciada de 32 cm de lado y 1/2 cm de espesor

5 listones de madera de 2 cm x 2 cm, cortados de la siguiente manera: 2 listones de 32 cm de largo y 3 listones de 28 cm de largo.

1 pedazo de contrachapa de cedro de 35 x 35 cm

1 pedazo de contrachapa de guatambú de 35 x 35 cm

Trincheta

Papel de calcar

Pincel

Barniz marino

Papel de lija “Extra fina”

Cemento de contacto

Lápiz

Goma de borrar

Escuadra Clavitos pequeños

Como hacer un tablero de ajedrez en madera

1- Armar el bastidor

Armar con los listones un bastidor. Formar un cuadrado colocando 2 listo­nes de 32 cm y 2 listones de 28 cm, de manera tal que quede un cuadrilá­tero perfecto de 32 x 32 cm de lado.

Colocar el listón restante en el centro del bastidor a modo de nervio, para evitar deformaciones.

Asegurar los extremos de los listones con cemento de contacto y clavos. Dejar secar por lo menos dos horas. Pegar y clavar al bastidor el cuadrado de madera terciada, haciendo coincidir ángulos y lados.

2- Marcar la cuadrícula

Sobre el papel de calcar, dibujar un cuadrado de 32 x 32 cm. Dentro del mismo, dibujar otro cuadrado más pequeño, restándole a cada lado 2 cm en forma pareja. De esta forma se obtendrá un cuadrado interior de 28 x 28 cm.

Marcar en el cuadrado interior, una cuadrícula de 3.5 cm de ancho, como se ve en la fotografía. Pasar el diseño al tablero de madera (ver tamaño natu­ral en el Suplemento Moldes).

3- Corte de las piezas

De la contrachapa de cedro cortar con trincheta 4 ti­ras de 32 x 1.5 cm (para realizar el borde de termina­ción del tablero).

Aparte, de la contrachapa de guatambú, cortar otras 4 tiras, de 32 x 0.5 cm.

Cuadricular el resto de ambas contrachapas en cuadraditos de 3.5 x 3.5 cm y cortar con la trincheta 32 cua­dradlos de cedro y 32 cuadraditos de guatambú. De este modo se obtendrán los 64 escaques o casille­ros del tablero.

4- Pegado de las piezas

Colocar cemento de contacto sobre la madera y sobre los cuadraditos de contrachapa.

Dejar secar un tiempo prudencial y comenzar a pegar los cuadraditos en forma alternada y consecutiva hasta completar el tablero.

Ajustar al máximo las piezas, presionando con firmeza y suavidad. Dejar secar.

5- Terminación del tablero

El acabado puede realizarse de dos maneras. Una op­ción es pegar al lado de los cuadraditos la tira finita de guatambú y a continuación la tira más ancha, la de ce­dro, en el borde del tablero. También puede hacerse a la inversa.

Pegar, presionar con suavidad y dejar secar bien.

6- Lijado

Una vez seco el trabajo, lijar con lija “extra fina” toda la superficie, lados y perfiles, hasta obtener un acabado parejo y suave al tacto.

Barnizar todo el tablero. Dejar secar, volver a lijar con más suavidad que la primera vez y barnizar nuevamente. Repetir la operación dos veces más.