Pasta de mármol

Esta pasta le permitirá renovar incontables objetos y otorgarles un aspecto más personal.

Materiales:

Jarrón de bizcocho cerámico

Marmolina

Tiza en polvo

Engrudo

Acrílicos: rojo de cadmio mediano, blanco de titanio y dorado

Betún de Judea

Aguarrás

Tabla

Palo de amasar

Cortapastas

Paño

Estopa

Cuchara

Cepillo de cerda suave

Pinceles

Esteca

Bol

Como preparar una pasta de mármol

1 Mezclar en un bol 6 cdas de marmolina con 5 cdas de tiza. Ir agregando de a poco 3 cdas de engrudo, amasando hasta unificar los ingredientes.

2 Espolvorear una tabla con tiza y, con el palo de amasar, estirar la pasta hasta lograr un espesor de aproximadamente 2 6 3 mm. Cortar los “pétalos” con el cortapastas elegido y mantener las piezas siempre cubiertas con un paño húmedo.


3 Sobre el jarrón, aplicar abundante engrudo en el lugar donde se pegarán los pétalos todavía húmedos. Pegarlos de a uno y luego pincelar los pétalos con engrudo para fijarlos.

4 Una vez que los pétalos estén aplicados, marcar las ner­vaduras con ayuda de una esteca. Alisar cada pétalo pasando un pincel con engrudo para eliminar imperfecciones. Este pa­so debe hacerse al terminar cada flor. Dejar secar.

5 Pintar el fondo del jarrón con acrilico rosa (rojo de cad­mio mediano mezclado con blanco de titanio). Dejar secar.

6 Pintar los pétalos con acrilico dorado. Dejar secar.

7 Cubrir toda la pieza con betún de Judea a la cera y retirar el excedente con estopa para lograr la pátina final. Dejar secar y repasar con cepillo suave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *